Pachamama

Madre tierra: fuente de vida, origen y sustento de los hombres. Proveedora de alimentos, hogar y trabajo. Todas las culturas rinden homenaje y mantienen un profundo respeto hacia ella, agradeciendo su hospitalidad y benevolencia.

En la cultura andina, cada mes de agosto, se practican rituales de agradecimiento a la pachamama, sobretodo en las tierras de los andes. Cientos de personas se reúnen para recibir las bendiciones transmitidas en el ritual donde se cava un hoyo en el que se depositan frutos de la tierra, hojas de coca, cigarrillos, alcohol entre otros; se practican oraciones, envueltas en la atmósfera del incienso que no puede faltar.

Debido al sincretismo religioso producido en la época de la conquista, el catolicismo se inmiscuyó en esta celebración a través de varias advocaciones de vírgenes según el lugar o la región. Es así que la fusión brinda tonalidades sacras y paganas.

La presencia de niños y jóvenes en el ritual ayuda a conservar la memoria e identidad de los pueblos, reconociendo la ancestralidad y la importancia de una armónica convivencia con la naturaleza.