Excepcionalidad sí, golpe de Estado no

Uno de los aspectos más sorprendentes de lo sucedido en Cataluña el 6/7 de
septiembre con la aprobación de las leyes del referéndum y de transitoriedad, y de la aprobación en el Senado del paquete de medidas en aplicación del artículo 155, es que algunos de sus detractores han calificado dichas acciones de golpe de estado. Creo que debemos medir las palabras. Un golpe de estado es una toma del poder por medios violentos atentando contra la legalidad establecida, condiciones que no se cumplen en ninguno de los dos casos. Las leyes aprobadas por el Parlament, a pesar la excepcionalidad del procedimiento, se tomaron de acuerdo con lo previsto por el reglamento y su inconstitucionalidad fue establecida a posteriori por el TC, mientras que las medidas adoptadas en aplicación del 155 se amparan en el propio artículo que permite “adoptar las medidas necesarias”.

Astrid Barrio, politóloga.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.