Lugares inexplorados, personas conocidas que se vuelven desconocidas.

Viajar solo siempre es bueno, aprendemos a resolver problemas, nos volvemos más puntuales, aprendemos nuevas culturas y formas de pensar, conocemos nuevas personas, dejamos de ser tímidos hasta aprendemos nuevos idiomas, sin duda nos conocemos mejor a nosotros mismos al viajar solos, sin olvidar todos esos lugares los cuales conocemos y nos dejan grandes recuerdos. Al inicio siempre nos da pánico viajar solos y con el paso del tiempo lo amamos, nos volvemos adictos a ellos.

Suena bonito, y lo es. Viajar solo es un privilegio que todos debemos vivir

Viajar en pareja es un paso que toda pareja debe experimentar, a todos nos han dicho no es lo mismo salir con alguien a vivir juntos, antes de ese gran paso debes primero darte un viaje o dos o tres con tu pareja para realmente conocerla, son esos momentos los cuales realmente ves si es lo que realmente habías visto con anterioridad o solo era un espejismo creado por tu mente.
Viajar en pareja implica muchas cosas
Planeacion, la cual te hace ver que gustos tienen en cada opción de viaje el cual se presente, si le gusta los viajes caros o baratos, las cosas planeadas o inesperadas.

Economía, ahorrar o derrochar, gastar o administrar, son cuestiones las cuales uno se fija en una pareja, nadie quiere a alguien a su lado con la que solo se pierda nuestro dinero y estabilidad, eso se ve en un viaje, lo creas o no.

Amabilidad, viajar en pareja te da una visión más personal del comportamiento de la persona que te acompaña, como piensa, que hace, como es realmente sin tantas máscaras. ¿Dice “por favor” — “gracias” al personal del tren o aeropuerto o a un vendedor ambulante?

Limpieza, viajar varios días implica confianza y respeto, cuando se viaja conoces más del día a día de esa persona, si se baña diario, si es organizada, si tira la basura en los botes de basura. Te hará ver más sobre su persona esto ayuda o perjudica o acaso ¿Te gusta besar a alguien quien no tiene higiene bucal?

Estos son algunos de los muchísimos puntos los cuales nos hacen conocer o desconocer a nuestra pareja, no es que implique que el viajar en pareja sea una acción negativa la cual se deba evitar, al contrario es una travesía muy positiva la cual siempre te enriquecerás de experiencias y recuerdos muy buenos. No lo dudes, viaja solo y en pareja, conocete y conócelo, ve sin espejismos a la persona con la que sales, experimenta y vive.

No importa si tienes 20,30,40 o hasta 80 años, atrévete porque sin importar ese número siempre nos quedará decir un “x somos chavos”.