Impacto de la Automatización en una Planta Productiva

La automatización se define como el uso de tecnología informática y sistemas de control industrial, su propósito es aumentar la calidad de los productos y su productividad, reduciendo la intervención del hombre en un proceso y optimizando así el rendimiento en una planta de producción. La automatización industrial es cada vez más importante en el proceso de manufactura, debido a que las máquinas computarizadas o robóticas son capaces de manejar las tareas repetitivas de forma más rápida y eficiente que el método tradicional de elaboración manual, reduciendo costos y tiempo de fabricación.

Según García (2001): “El término autómata se ha venido aplicando desde tiempo muy antiguo a aquella clase de máquinas en las que una fuente de energía accionaba un mecanismo ingeniosamente combinado, permitiendo imitar los movimientos de los seres animados” (p.5). Durante la edad media en Grecia y posteriormente en Roma se crearon los primeros autómatas enfocándose en la imitación de los seres vivos, sin embargo, el propósito no era copiar la vida, sino emular algunos de los movimientos y actos. Actualmente la industria desarrolla autómatas, designados robots, con capacidades para llevar a cabo operaciones de montaje y de ensamblaje.

Autómatas Fabricados por Siemens

Uno de los objetivos principales de la automatización aplicada en una industria es la de reducir costos de fabricación disponiendo de máquinas que realicen automáticamente tareas repetitivas; García (2001) refiere que la automatización es una técnica muy efectiva debido a que la mano de obra humana cada vez se va haciendo más cara, de esta manera se empiezan optimizando los presupuestos, ya que evidentemente se reduciría el personal y el restante podría ser asignado a otra tarea más dinámica y productiva, ya sea reparando los mismos autómatas o simplemente haciendo una labor que no pueda realizar uno de los artefactos.

La toma de decisiones en un ambiente de fabricación puede ser una tarea compleja debido a las alternativas disponibles y la naturaleza incierta del resultado de las decisiones que se toman. García (2001) resalta que hay tres niveles de decisión en un sistema de fabricación: estratégico, táctico y operacional. Las decisiones estratégicas son a largo plazo (generalmente años) siendo la automatización el determinante por la competitividad y la supervivencia de la firma, dándole entrada a nueva tecnología, modificación de sistemas.

La automatización de las plantas industriales ofrece grandes oportunidades para el desarrollo de empresas con proyectos de inversión de alta rentabilidad, con el paso del tiempo este proceso debería generalizarse. Debe considerarse que, en una economía competitiva, las empresas están obligadas a ser eficientes; aquellas corporaciones que no tomen las decisiones adecuadas o no se actualicen frente a los avances que se van presentando, están condenadas a perder rentabilidad y desaparecer. De este modo, la automatización de los procesos de producción constituye una necesidad inevitable para las empresas en la actualidad.

Referencias Bibliográficas

García (2001). Automatización de procesos industriales. Universidad Politécnica de Valencia, México, D. F.

Por: Diana Rojas