Isaac Asimov: Trilogía del Imperio Galáctico

Un guijarro en el cielo, junto con las novelas En la arena estelar y Las corrientes del espacio forman la denominada serie ‘Imperio Galáctico’, aunque entre sí solo están vagamente conectadas. Estas historias tienen lugar en el mismo universo de la serie Fundación, ocupando un lugar entre la era de los Espaciales y ésta, donde la Tierra es parte del Imperio de Trantor, que más tarde sería el escenario de Hari Seldon en la creación de la psicohistoria.

A finales de la década de 1940, Isaac Asimov era un escritor de ciencia ficción de gran éxito y sus historias sobre los robots positrónicos y sobre la Fundación estaban entre las más populares que publicaba Astounding Science Fiction, la principal revista de ciencia ficción de la época. Asimov, sin embargo, estaba preocupado por el hecho de que sus relatos solo aparecían en Astounding y temía que si algo le sucedía a la revista, sus días como un escritor terminarían.

En mayo de 1947, Asimov se reunió Sam Merwin, Jr., editor de Thrilling Wonder Stories and Startling Stories. Las dos revistas habían comenzado la publicación de historias de mayor calidad, similar a las de Astounding y Merwin quería que Asimov escribiera un relato de 40.000 palabras para Startling. Asimov estuvo de acuerdo y comenzó a trabajar en Envejece conmigo el 2 de junio.

Desafortunadamente, cuando Asimov terminó la historia, en septiembre, las políticas editoriales de la revista habían cambiado y Merwin ya no lo quería. Más de un año después, el 25 de febrero de 1949, Frederik Pohl, que actuaba como agente de Asimov, le solicitó el relato para intentar venderlo nuevamente. Al mes siguiente, Pohl le dijo que la editorial Doubleday & Co. estaba interesado en la publicación de la historia como una novela, siempre que Asimov ampliara el texto a 70.000 palabras. El libro se publicó bajo el nombre Un guijarro en el cielo el 19 de enero de 1950.

Sinopsis: Joseph Schwartz, un habitante del siglo XX, es victima involuntaria del accidente de un laboratorio nuclear, por medio del cual es instantáneamente transportado a decena de miles de años en el futuro. Tras el viaje, se encuentra en un lugar que no reconoce y debido a cambios aparentes en el idioma es incapaz de comunicarse con nadie. Confundido con un deficiente mental, se le ofrece, de forma experimental, aumentar su capacidad de razonar. Aparte de comprender el idioma, el procedimiento le da fuertes habilidades telepáticas, incluyendo la capacidad de proyectar sus pensamientos hasta el punto de herir o matar a una persona. En el futuro, la Tierra, contaminada en su gran parte por radioactividad- es parte del Imperio Galáctico y es gobernada por un Procurador, pero en la práctica lo hace un grupo de fanáticos que creen en la superioridad de los terrestres. Considerándola rebelde, el Imperio mantiene aislada a la Tierra y en venganza los fanáticos han creado un virus mortal que utilizaran para subyugar o matar al resto de los planetas. Schwartz, junto a Affret Shekt, el científico que impulsó sus poderes mentales, intentaran detener el plan para liberar el virus.

Bradbury estaba contento con Un guijarro en el cielo por lo que le pidió a Asimov una idea para otra novela. Asimov le presentó varios borradores pero después de varias idas y vueltas, y con un tercio de la novela escrita -llamada En la arena estelar-, tuvo que comenzar todo desde cero. En agosto, ya de 1950, Frederik Pohl le dijo que Horace Gold, editor de la revista Galaxy, quería publicar En la arena estelar como un serial. Gold, también quería añadirle una subtrama que implicaba la constitución de los Estados Unidos. No muy contento, Asimov le comentó a Bradbury el nuevo argumento secundario y éste le dio el visto bueno para incluirlo en la versión del libro. La novela apareció como un serial en enero, febrero y marzo de 1951 en Galaxy bajo el título Tyrann, y fue publicada por Doubleday en marzo.

La historia de En la arena estelar se desarrolla miles de años antes que en Un guijarro en el cielo. Trantor no es mencionado directamente y la radioactividad de la Tierra se explica aquí como el resultado de una no especificada guerra nuclear. (Esto contradice lo que escribió más tarde en Robots e Imperio, aunque puede suponerse que la historia ha ido deformándose a lo largo de los siglos)

Sinopsis: La humanidad todavía está en expansión a través de la galaxia y los mundos habitados son un mosaico caótico de cientos de estados independientes constantemente en guerra unos con otros. El planeta Tyrann ha conquistado 50 planetas en la región, entre los cuales los más poderosos son Nephelos, Rhodian y Lingane. Luego de que el líder del planeta Nephelos es arrestado por los tyrannos, su hijo, Biron Farrill, es persuadido por su amigo Sander Jonti para encontrar el mundo que lidera la rebelión donde se encuentra el movimiento de resistencia anti-tyrannio. Allí descubrirá que el líder de la rebelión posee en su colección de documentos antiguos uno, muy bien conservado, que ayudará a un futuro Imperio a gobernar la galaxia.

Después de terminar En la arena estelar, Asimov comenzó a trabajar en una tercera novela que se llamaría Las corrientes del espacio y que tenía la intención de publicar en Astounding. Luego de discutir la idea con Bradbury de Doubleday, éste expreso su interés en la publicación del nuevo libro como lo había hecho con los dos anteriores. Entre octubre y diciembre de 1952, la novela fue serializada por Astounding, y publicada por Doubleday en diciembre.

La historia esta ubicada entre la de las dos anteriores novelas y tienen lugar cuando Trantor se ha convertido en un imperio que domina la mitad de la galaxia, aunque todavía no forma el conocido Imperio Galáctico.

Sinopsis: La nación más importante fuera del control del Imperio es el planeta Sark, que obtiene su riqueza gracias a la explotación del textil más raro de la galaxia, el kyrt, ubicado en el planeta Florina. Los intentos de romper el monopolio de Sark y cultivar kyrt en otros mundos han fracasado. Mientras tanto, Trantor desea anexionar a su creciente Imperio estos planetas. La posible destrucción del planeta Florina es predicha por Rik, una analista espacial, cuya mente ha sido manipulada por una sonda psíquica, causándole amnesia. Cuando Rik gradualmente comienza a recordar su pasado, provoca una crisis política que involucra a Sark, Florina y Trantor.

En gran parte, estos relatos son recomendados para los fans de Asimov que empiezan a descubrirlo gracias a sus novelas más famosas. En esta trilogía pueden apreciar space opera clásica de los 40 y 50, en un estilo que Asimov abandonaría rápidamente por uno mucho mas maduro.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.