Me encanta aprender pero odio la escuela

Puede parecer algo absurdo pero así es, me encanta aprender pero odio la escuela. Hoy en día se puede adquirir conocimiento y experiencia por cuenta propia, gracias a Internet y la voluntad de poder. Ya no hay excusas, todo está al alcance de cualquiera, donde sea. Pero, ¿hasta cuándo la escuela ‘tradicional’ se dará cuenta de que hoy ya no es lo mismo memorizarse grandes párrafos o elaborar complicados trabajos?

Según un manual de la Agencia de Seguridad Nacional Estadounidense: “Internet en toda su gloria de información y desinformación es para todos los propósitos prácticos, ilimitada, lo que significa que nunca podremos saberlo todo, verlo todo, o entenderlo todo, ni siquiera imaginar lo que ese todo es o será”.

El mapa de Internet (2010) xkcd (http://xkcd.com/802/)

Sin embargo, alejando los propósitos ‘escondidos’ de Internet, precisamente estos días, se ha convertido en un lugar donde se puede aprender y conocer lo que realmente es de interés sin el remordimiento del tradicional ‘se burlaran de mi si contesto mal lo que el profe me pregunto’ ó ‘mejor me evito la humillación de la pregunta tonta, de todos modos nadie entendió’, esto ya no tiene que ser así, afortunadamente Google no se ríe de ti cada vez que le preguntas cuánto es 2+2.

Y es este el caso más común en el aprendizaje ‘tradicional’ sin mencionar las humillaciones entre compañeros, los horarios, el uniforme y la conducta social que día con día nos acompañan en nuestra jornada estudiantil, nos guste o no ‘tienes que aprender de esta manera porque así debe ser’.

Linus Torvalds

“Si no es divertido entonces por qué lo haces?”

Independientemente de cumplir con los trabajos, sacar buenas calificaciones y prometerle a tus papás que no fallarás, al final del día, sientes que has hecho algo por obligación o porque realmente quisiste conocer cómo funciona la fotosíntesis?. Los tiempos se actualizan a pasos agigantados mientras que la escuela ocupa gran parte de nuestra vida, y después de todo, te sientes realizado por tu 100 en geografía?

Estamos al término de una etapa ‘muy importante’ que se llama preparatoria; muchos lo intentan, pocos lo logran y sólo una mínima parte de nosotros podrá concluir lo que se llama Universidad: “Asegurando nuestro futuro profesional y personal, el exámen y tu historial académico te abrirá las puertas de la vida que siempre soñaste”, pero, es una pena que ya no estemos en 1985 y gracias a Internet se pueden encontrar alternativas y mejores opciones para desenvolverse tanto personal como profesionalmente. Con ayuda de foros, blogs, wikipedias y videos puedes aprender lo que te plazca, a donde tu curiosidad te lleve, podrás aprender desde cómo preparar cereal con leche hasta cómo lanzar cohetes caseros al espacio, todo depende básicamente sobre qué es lo que realmente te gusta y apasiona, por más cursi que suene, así es.

Además de memes y videos de gatitos hay bastante conocimiento circulando por Internet, sólo hay que saber buscarlo y una parte muy importante de ti que te va a ayudar a encontrarlo es ‘un propósito’.

Para concluir me gustaría decir que la escuela ya no lo es todo para ser alguien en la vida como tanto nos lo han planteado desde tiempos inmemorables, solo es una guía para darte expectativas y ampliar tu campo de visión sobre qué es lo que quieres hacer de tu vida y cómo lo vas a lograr, lo demás depende ti.

“Ve a un lugar, haz algo” -Proyecto Diaspora*