De mi blog #7exNovias . El primer reencuentro…con soundtrack para llevar

Había regresado de Monterrey, el equipo del programa se encargaba de pagarnos el autobús a mi y a Paola, cada fin de semana para llegar a los estudios en Piedras Negras. No me molestaba en lo absoluto el estar viajando constantemente pues viví muchos años a un ritmo de vida de continuo movimiento entre ciudades. Se puede decir que nunca me sentí 100% nigropetense como se les denomina a la gente que vive en esta creciente ciudad. Los años de mi carrera y los años después que regrese a vivir con mi familia a esta ciudad me la pasaba conduciendo de manera frecuente, siempre a lado de mi “Bueli” quien les platicaré después de ella.

Precisamente en ese año acababa de entrar a un proyecto que me permitía trabajar desde casa o desde cualquier lado por lo que el viajar y salir de Monterrey nunca fue problema durante el tiempo de mi participación en Corazones de Guerreras. Para Paola la situación era similar aparte que ella era ya jefa, su carácter de mujer fuerte la había llevado a muchos lados por lo que su tiempo como empleada fue bastante corto al graduarse de su carrera y rápidamente ascendió en puestos.

  • No vas a creer lo que me encontré en mi casa- me comentaba Paola cuando estábamos a una hora de llegar a Piedras Negras
  • ¿Qué te encontraste en tu casa?¿El cadáver de un ex novio tuyo?
  • Jo jo muy graciosito pero la que va reír y mucho voy a ser yo cuando sepas que tengo en este CD

Sacó de su mochila un disco compacto con una portada que gritaba “¡que nunca mueran los 90s!”, salía una fotografía de una persona que reconocí casi al instante. Esta persona se encontraba sentada sobre una piedra (que también se me hacía conocida) y una guitarra de madera.

  • Ni se te ocurra mostrar eso con las amigas de la Genesí, mucho menos a ella — le decía con voz amenazante
  • Pues pórtate bien y vemos que podemos hacer, porque neta que esta joya merece ser traída de vuelta al mundo nigropetense
  • ¡No Paola! Bastante tuve con todo el origen de ese disco y más cuando se hizo famoso así que neta no seas mal pedo ¡y guárdalo!

No pregunten que o de quién era ese disco, lo único que diré es que está estrechamente relacionado con lo que explicaría en el episodio de esa semana.

Gracias por volver a otro programa más de “Corazones de Guerreras” seguimos con la temporada especial de las 7 ex Novias…de Aron Katz….con ustedes. Genesí ¡su conductora guerrera!

Y se escuchaba la famosa intro que empezaba a grabarse a mi cabeza a pesar de ser solo el segundo programa que íbamos a grabar y transmitir en vivo.

Esta vez Genesí salió de la parte trasera del escenario, decir que casi se me caen los pantalones del susto sabiendo que estaba a mis espaldas es expresarme por muy poco.

En nuestro programa pasado, conocimos dos historias de Aron Katz, sus dos primeras novias, aunque admite que la primera fue solo un juego y lo hizo por tener algo con que entretenerse…

¡¡¡¡¡¡¿Cuándo dije eso?!!!!

…también acepta que fue una lección de vida y demuestra arrepentimiento, luego nos contó de su primer novia a la que el denomina como “seria” y con la que tuvo una larga relación que duró alrededor de seis años.
El día de hoy Aron Katz nos platicará cómo fue su primer encuentro con la primera de las ex novias, y en Corazones de Guerreras seremos jueces de esta lección que el amor le dio a este hombre.

De pronto el silencio inundó el estudio y las miradas de todas las enardecidas mujeres se fijaron en mi. Me imaginaba que era el momento de iniciar mi participación aunque primero quise voltear a todos lados esperando que algo más pasara, esperando que Genesí siguiera hablando o si ya era momento de irnos a comerciales. En ese lapso empecé a pensar si ya me había visto alguna de mis ex novias en televisión, o si en esta ocasión alguien vendría como parte del público de las mujeres enfurecidas que gritaban como vendedoras de colchas San Marcos. No podía quitarme de mi cabeza el pensar que quizás en uno de estos programas una llegaría con la típica frase ¡que pase la desgraciada! Y me llegara a lanzar algún objeto o algo así. Digamos que era de esos momentos incómodos y silenciosos donde no te das cuenta que ya había pasado un buen de tiempo desde que te viajaste al limbo de tu mente.

¡Perdón! ¡Me mal viaje mal plan! Les pido una disculpa a ti Genesí y a tu público presente. Les contaré como fue que me conecte con Liz a casi 8 años de haber terminado.
Después de haber cortado con Stefy entré en una fuerte crisis emocional donde por ningún lado encontraba las respuestas que requería para explicarme porque habíamos terminado. Otra novia que se me escapaba, otra falla en mi persona que tendría que corregir, pensaba.
Una de mis grandes pasiones es todo material de los 80´s por lo que siempre es fácil que me encuentre viendo alguna película originaria de esa década. “High Fidelity” de John Cusack era el filme que me trajo la gran idea de iniciar esta misión. En ella, el personaje de John Cusack acaba de terminar con su novia con quién ya llevaba varios años viviendo y quiere encontrar la manera para re-conquistarla y su mejor solución es reencontrarse con sus antiguas novias para buscar un patrón que tendría que mejorar y analizar esto mismo paso con su última novia.
Me agradó mucho la movie y me hizo sentido hacer algo así por lo que no dude en buscar a Liz con quién ya tenía cierto contacto esporádico después de que terminamos, pues era de la misma generación de mi escuela y era común encontrarnos y saludarnos en las fiestas entre ex-compañeros.
Previo a uno de mis viajes a Piedras Negras, le llame para ponernos de acuerdo y tener la oportunidad de platicar y de yo poder dar inicio a mi objetivo:
¡Hola Liz! Oye tendré una vuelta a Piedras la próxima semana ¿crees que tengas oportunidad de platicar en un café?
¡Hey que milagro!¡Claro! ¿pasó algo?¿Todo bien?
Pues…larga historia pero quizás digas que es una tontería mía pero necesito hacer esto para solucionar un problema enorme en mi vida.
No te preocupes, entiendo. Sólo un detalle, tengo una fiesta familiar pero puedes venir y con confianza ya sabes que eres muy apreciado por mi familia.

Arón del presente hacía una de esas tantas apariciones que luego Aron del futuro lamentaría por el resto de la eternidad.

¡Excelente! Tendré oportunidad de saludar a la tía Chelo, a Doña Petra, Isabel, Pepín, a tus sobrinos Xavo y Fer…- pensaba ¡después de tantos años de conocernos, el poder tener la oportunidad de vernos una vez puede ser algo bueno!.
Sí, sí a todos. ¿entonces nos vemos?
Llegó el día y me encontraba estacionando mi coche frente a casa de Liz. En la puerta de la casa se estaban jugando dos de los tantos sobrinos que había en la familia, ya bastante creciditos a como los recordaba yo pero era obvio que no los reconociera pues habían pasado ya muchos años. En eso salía Isabel quién era la mamá de los niños, y al verme lo primero que hizo fue tomarse de las mejillas y soltar un grito, como si de una fan a su ídolo cuando se lo topa en la calle.
¡AAAAAAAY!¡ES AROOOON!
Lo primero que hice fue acercarme tan rápido como pude y tratar de evitar que siguiera haciendo ruido abrazándola y preguntándole cómo se encontraba, pero simplemente seguía gritando que ya había llego yo a la casa. Lo que siguió bien pudo haberse visto como un musical donde los personajes principales de una película animada hacían su entrada:
¿A poco es Aron el sobrino favorito? — — salía preguntando la tía Chelo, la tía que pone a todos de buen humor preparando tortillas de harina que no tienen progenitora y que son culpables de mis 12 kilos encima que me acompañaron en los años que anduve con Liz
¿Ya llego Aron? — — Pepín preguntaba con una cerveza en la mano asomándose por la ventana de la sala que daba a la entrada de la casa. Mi primera borrachera y la resaca más cruel de mi vida se le debe a él. Digamos que Liz reflexiono seriamente sobre nuestra relación al ver de lo que era capaz con varias cervezas encima. A la fecha no encontramos la ropa interior que perdimos Pepín y yo esa noche
Pero ¿cuánto tiempo primoooo? — Xavo salía corriendo por la cochera de la casa. Xavo era la razón por la que Liz nunca me regaló ningún videojuego. Liz sabía que si yo llegaba a tener un juego nuevo, tendría que llevarlo a jugar con Xavo y nos aislaríamos del mundo entero. Previo a cada reunión familiar nos condicionaban el no llevar ninguna consola después del incidente de la fiesta navideña donde los tíos regalaron a Xavo el Nintendo 64 y casi 10 juegos. La televisión de la familia de Liz se quemó. Con eso digo todo.
¡Que locoooooo!¡El buen Aron llegando con los Guerra! — — Chema, el novio actual de Liz.
Para hablar de Chema es necesario hablar del grupo Piedras Rodantes. Piedras Rodantes constaba de un grupo de amigos con el deseo de tocar rolas de rock y pop y llegaron a tener muy buen éxito en Piedras Negras y relativo éxito a nivel nacional gracias a una canción muy pegajosa. “Eres una Perra bien perra” se llamaba y alcanzó las listas de popularidad varios años después de haber gozado de su fama en su ciudad de origen.
Chema había conocido a Liz en uno de los bares de moda que habían en Piedras pero lo curioso es que yo me encontraba con ella en esa ocasión, claro ya no no nos veíamos como novios pero como eran pocas las personas que regresábamos a la ciudad pues no había muchas opciones con quién salir además de que Liz y yo seguimos siento muy buenos amigos. Claro que Chema se entero de esto desde que la conoció y siempre tenía una fijación extraña en mi, como que se le hacía muy cool que yo siguiera viendo a mi ex novia después de terminar. Me decía que eso casi no sucedía y que por ende lo que yo hacía demostraba el gran respeto que le tenía a la relación que tuve con Liz y eso hablaba muy bien de mi. Sólo que a veces, creo que llevaba a otro nivel esa idea. Tanto, que fui su inspiración para su carrera…
  • Wo wo wo , ¡escuchen primas!.. El día de hoy que ha regresado este galán, tengo algo que me esta saliendo del pecho de mi corazón dedicado para él. ¿quieren escucharlo nenas?

Un momento, ¿Había dicho pecho de su corazón?

¡Sí sí tócala Chema!
¡Que cante!¡Que cante!
Las primas no dejaban de emocionarse por las palabras de Chema. De pronto sacó una guitarra de detrás de la barda de la entrada, no llegué a captar en que momento precisamente y en eso empezó a tocar.
Y dice así mi querido público…
Hoy, es una día tan especial
Donde todos unidos están
Y es que estamos aquí
Con motivo de celebrar
Pues Aron llego al lugar
Sí, no quiero profundizar mucho en el tema de la canción que se llego a titular “¿Volverás Aron?” puesto que es la razón por la que Aron del futuro entro en uno de los grandes conflictos con Aron del presente. Pero siguiendo con el reencuentro con Liz…
Bueno, se ve que ya andan bien ambientados pero me gustaría entrar y saludar a todos. ¿está Liz en la casa? — preguntaba mientras me deslizaba cuidadosamente por un costado del pasillo que daba al patio donde estaba el resto de la familia. ¡Claro compadre! Caele allá está sirviendo los platillos. Ahorita te veo allá adentro deja terminar mi interpretación.
Seguía escuchando que cantaban a mis espaldas mientras yo me dirigía a la parte trasera de la casa , cuando en eso llego y se escucha como cuando llegaban los maestros en la primaria y todos teníamos que saludar a la vez y de pie :
¡HOOOLAAAAA AROOOOON!
El resto de la familia quería saludarme también.
Liz se encontraba en una de las mesas del fondo casi pegada a la cocina de su casa. En esa mesa se encontraban ayudando sus papás quienes formaban parte del grito de bienvenida y una de sus cuatro hermanas. Después del cantito, Liz volteo rápidamente y me hizo las señas de que eligiera una mesa y me sentará y que en unos momentos estaría conmigo.
Estaba a punto de servirme un refresco y tomar un puñado de frituras cuando se escucha una voz arribando:
¡Familia!¡Familia¡ ¡Ya tengo lo que será el nuevo sencillo de Piedras Rodantes y esta fiesta tendrá la exclusiva!
Venía gritando Chema desde la entrada de la casa hacia el centro del patio donde de igual manera, no sé de donde saco un micrófono y empezó a tocar otra vez esa rola que acababa de componer.
Quiero agradecer a mi buen amigo Aron por ser fuente de mi inspiración para esta nueva canción que dedico para todos aquí presentes. ¡Champ! ¡Gracias por estar aquí! Esta canción va más o menos así:
Hoy, es un día tan especial
Donde todos unidos están
Y es que estamos aquí
Con motivo de celebrar
Pues Aron llego al lugar
Y ahora la pregunta se repetirá
Porque ahora ese es tu lugar
Y el momento ha de llegar….
Aron ¿vas a volver?
Tu amor a Liz regresar
Aron ¿vas a volver?
La familia no deja de pensar
Y la gente caminando por la ciudad
Se pregunta si este amor ha de durar
Por que si tu no haz de regresar
Por el cariño de Liz yo he de luchar
Arón del futuro estaba a mi lado izquierdo gritándole no se que tantas cosas al Aron del presente, Aron del presente simplemente se escondía debajo de la mesa. Y era prácticamente lo que me faltaba a mi, pues ya no sólo era Chema el que cantaba si no que los Guerra ya hasta se sabían el coro y lo entonaban a la vez. Otra vez, mi estomago reaccionaba a la penosa situación, cuando en ese momento sentía una palmada en mi hombro.
¿Qué onda Don Inspiración? ¿Cómo andas? — — Era Liz que se sentaba a lado mío.
Después de platicarnos como nos había ido a cada quién, de platicarme de cómo iba su relación con Chema y cuáles eran sus planes a corto plazo, Liz inició la conversación a tratar:
Entonces ¿qué te trae hasta una fiesta familiar donde vienes a que te compongan una canción? Ha de ser muy importante. Lo es. ¿Recuerdas a Stefy?¿Mi última novia? Sí, algo me llegaste a comentar, ya llevabas casi tres años ¿no? Sí, casi tres. Pero hace un mes terminamos. Ouch Ay, que mala onda. ¿qué paso? Me siento culpable, creo que la culpa fue completamente mía. Descuide la relación, Liz, creo que después de un tiempo se cansó y decidió dejarme. Mmmm, ay Aron, no creo que la culpa sea siempre sólo de una persona. Tal vez no, pero lo que me preocupa es que lo que sentí con ella para que dejara de ponerle atención, ya lo había sentido antes, y temo que sea un patrón. Y por eso estoy aquí. ¿Crees que eso pasó entre nosotros? No, no creo. ¿De verdad? Pues duramos mucho tiempo y de repente las cosas ya no tenían sentido para los dos. Exacto, para los dos. Pero por que estábamos en un concepto equivocado. Teníamos buena química pero química no era lo mismo que amor. Y teníamos las ideas equivocadas de una pareja ideal, lo descubrimos y lo aceptamos y pues empezamos a cambiar y buscar otras cosas. Simplemente no éramos uno para el otro pero no fue culpa de nadie. Son cosas que uno va descubriendo de sí mismo poco a poco. ¿Entonces no crees que el error de esto fue mío? No, Aron. No fue ningún error. Fue aprendizaje y teníamos que aprenderlo de alguna forma. Ahora lo que pasa con tu novia, pues ¿estás seguro que era lo que querías?¿no será que la conociste más y te desinteresó?
Su pregunta retumbó en mi cabeza de primera instancia, pero estaba tan necesitado de Stefy y llevaba conmigo un sentido de culpa enorme que hacía que me sintiera muy seguro de quererla como a nadie.
Creo que cuando pierdes a alguien es cuando lamentablemente reaccionas y empiezas a valorar lo que tenías. Ya cuando te quedas solo y reflexionas, sabes que tienes algo por que luchar. — le comentaba mientras tomaba de mi vaso con refresco. Pues sí, lo que te pasó cuando terminamos esa vez y anduviste con la “Debbie” ¿no? ¡Ja ja! ¡Oye! Sabes que no me enorgullezco de eso, nunca debió de haber pasado de esa forma. ¡Ya!¡Ya! Eso ya pasó, a veces obedecemos a impulsos equivocados pero sí creo que ese sí sería un error tuyo. Sueles apreciar las cosas ya que no las tienes e idealmente no debería ser así. Pero fuera de eso, nunca dejas de ser honesto contigo y con los demás. Deja que esa fortaleza tome la mayor parte de tu persona. Creo que es lo que mejor que puedes hacer. Sobre tu novia, no sé de que otra forma te podría apoyar honestamente. ¡Gracias Liz! Sí entiendo lo que me dices sobre mi fortaleza. Seré más sincero conmigo mismo, te lo prometo.
En eso Liz se levantó de la mesa pues Chema la solicitaba en el escenario improvisado de la cena familiar. Después de unas horas me despedí y le di las gracias por haberme escuchado y darme el tiempo para explicarme esas inquietudes que tenía.
¿Entonces esa fue su primera experiencia al reencontrarse con sus exnovias Sr. Katz?
  • No tanto reencontrarse pues como te mencioné, teníamos contacto de vez en cuando, pero sí fue un contacto con nuestra relación pasada.
¿Y entonces según tú, tu lección con Liz fue que aún eras demasiado joven para entender lo que buscabas en tu vida y al final maduraste y Liz no cuadraba en esa vida nueva tuya?
  • Sí, en efecto Genesí
¡Pues se me hace una forma barata de excusar el jugar con los sentimientos de una dama! ¡Creo que sólo era cuestión de no sentirte solo y miserable sin ella! Eres una persona dependiente de alguien y por eso te escudas en las faldas de todas estas mujeres con las que estuviste ¿Sí o no compañeras?

¡Sí!¡Sólo quería jugar con su primer experimento de relación!

¡Asco de hombreeeee!

¡Me das lástima desgraciado!

Mis entrañables amigas entraban en acción.

En efecto amigas, este hombre nos da segunda muestra de lo que se es capaz por no enfrentar la soledad. Pero no paremos aquí, de seguro el Señor Katz nos tiene una sorpresa para su segunda novia, la ex novia número dos.

Genesí hablaba de Debbie, mi intento de tener una relación fuera de la relación de Liz sin mucho éxito. Aquí sé que si me van a tupir el público de Genesí, pues había terminado a Liz para zafarme un poco y luego volver como si el terminar una relación fuera cualquier cosa. No es algo de mi orgullo como lo he dicho antes, pero sucedió y tuve que aprender de ello.

Aquella vez que visité a Liz, me sentía como cuando colocas el primer ladrillo de una enorme mansión que vas a construir. Ahí estaba el ladrillo en el inicio de la obra, pero volteaba al horizonte y sabía que tenía mucho por levantar y construir para poder recuperar el amor de mi Stefy.

En aquel evento con mi primera ex-novia,me encontraba viendo como Liz llevaba una vida muy feliz a lado de Chema y me preguntaba si esa sería mi escena en un futuro cercano.

  • Tome mijo, unos ocho taquitos de harina de la tía Chelo para que no se vaya de la fiesta con hambre — decía mi tía favorita de los Guerra mientras me calmaba de esa ansiedad que habitaba en mi mente.

Nada que unos tacos de la harina más deliciosa no pudieran arreglar.

P.d Hace unos días justo antes de publicar este artículo, Chema se enteró que me encontraba escribiendo este blog. Me pidió como unas 45 veces que por favor incluyera su canción cuando hablara de él en alguna publicación. Y bien, aquí se los incluyo. Sólo no lo compartan, no quiero seguir viviendo en la verguenza …

http://arongkatz.com/7exnovias/wp-content/uploads/Chema-%20%bfVolver%e1s%20Aron%3f.mp3

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.