De qué estoy hablando

Muchas veces corrijo un texto porque ponía algo genérico en plan “a veces sentimos que…” y en realidad quiero decir “a veces SIENTO que…”.

A veces, pocas, voy a decir “eres” y es “eras”.

A veces, muchísimas, voy a decir “eras” y es “eres”.

Y ya no sé si hablarte en segunda persona, en tercera o en primera. 
(¿Será por esto que existen los rituales y el arte, para hablar en todas las personas que existen?)

Like what you read? Give Artur a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.