recuperar el cabello seco

¿Eres de las mujeres que tienen el cabello seco? No te preocupes. Se puede solucionar y tu pelo recuperará su salud natural

¿Tienes el cabello seco?

Son muchos los motivos que pueden explicar un cabello seco. Por ejemplo, que tu cuero cabelludo esté deshidratado y las glándulas sebáceas no produzcan la grasa capilar necesaria. Muchas veces la responsabilidad es nuestra, los malos hábitos de cuidado y peinado pueden alterar el equilibrio natural del cabello. Algunos de los factores que lo resecan muchísimo son las coloraciones o un uso excesivo del secador, de la plancha de pelo o de las tenacillas para rizar el cabello.

En general, el cabello seco se parte con mucha facilidad, es difícil de desenredar y presenta una ausencia total de brillo. Al tocarlo, su tacto nos recuerda a la paja. ¿La razón? Ya no está protegido por la grasa capilar que lo cubre normalmente, se vuelve seco, fino y permeable. Sin la cobertura que le proporciona la grasa capilar, la cutícula — normalmente lisa y uniforme- se vuelve áspera y porosa. Por lo tanto, el agua que contiene la fibra capilar se escapa a través de las pequeñas fisuras de la fibra y al final el cabello acaba deshidratándose.

Existen productos capilares específicos para este tipo de cabello que ponen freno al fenómeno de la sequedad. Estos productos contienen ingredientes de cuidado como el aloe vera y la manteca de karité, que reparan las zonas más dañadas y devuelven la suavidad a los cabellos secos. Además, los lípidos que contienen sellan la hidratación del cabello y su fórmula enriquecida con silicona facilita el peinado. Muchas veces el equilibrio natural del cabello se ve afectado por cuidados inadecuados y malos hábitos.

Recomendaciones básicas para un pelo seco

  • No te laves cada día el cabello, con cada lavado eliminas la película lipídica que lo protege. Como norma general, lava tu cabello lo menos posible, sólo cuando sea realmente necesario.
  • Utiliza productos que hayan sido formulados para tratar los cabellos secos. Contienen menos agentes que pueden secar el cabello y su alto contenido en siliconas facilita el peinado.
  • Aplícate una mascarilla capilar al menos una vez a la semana. Proporciona mucha hidratación al cabello seco y sella su superficie con aceites protectores.
  • Antes de utilizar el secador o la plancha, aplícate un spray protector de calor. Las fuentes de calor son muy agresivas para el cabello y su hidratación. En la medida de lo posible, deja secar tu cabello al aire libre.
  • Masajea regularmente tu cuero cabelludo para activar la circulación sanguínea y estimular la secreción de grasa capilar.
  • Evita aclararte el cabello con agua demasiado caliente porque lo debilita. Opta por una temperatura tibia. Para conseguir más brillo y suavidad acaba el aclarado de las puntas con agua fría.
  • Evita el uso de productos de acabado que contengan alcohol porque resecan demasiado el cabello.
  • Utiliza peines y cepillos de calidad, sino pueden dañar la cutícula capilar y volverla aún más áspera.

El cabello húmedo o mojado es muy frágil. Desenreda primero el cabello mojado con un peine de púas largas. A continuación puedes utilizar un peine más fino para acabar de desenredar suavemente tu cabello.
 Mima tu cabello: los tratamientos más agresivos pueden dañar su estructura.

Existen miles y miles de productos para el cabello. Para la caspa, los rizos, el pelo lacio, el cabello graso o seco y tantos más. Aplicar el shampoo o crema equivocados puede provocar consecuencias atroces en tu cabellera, así que debes estar bien informada sobre el tipo de cabello que tienes.

¿Seco o graso? ¿Cómo saberlo? Aquí te paso unos tips para saber si tu cabello es seco, y elegir correctamente los tratamientos que merece.

Señales del cabello seco

El cabello seco tiene poca flexibilidad. ¿Cómo determinar la flexibilidad? De una manera muy sencilla en tu propia casa: tira el pelo hacia afuera y envuelve alrededor de los dedos como si fuese seda. Luego tira lentamente las puntas hacia afuera, y fíjate hacia dónde se estira el cabello sin romperse.

Las puntas partidas son típicas del cabello seco. Esto lo puedes verificar si ves un pelo despegado del otro, o si se forman una especie de bolitas blancas en los extremos. Eso quiere decir que tienes las puntas abiertas. La textura gruesa o “pelo de paja” es otra característica del pelo seco. Afortunadamente, esto tiene una solución sencilla, en comparación con el cabello dañado, que requiere un corte y esperar a que vuelva a crecer.

Por último, si lo notas sin vida, que ha perdido su brillo y movimiento, también es síntoma de sequedad en el cabello.

Cómo combatir el pelo seco

Para solucionar el problema del cabello seco, no es necesario realizar ningún tratamiento complejo. Para comenzar, sólo busca un buen champú hidratante. Para secar tu pelo luego del baño, utiliza la toalla, y se recomienda aplicar un tratamiento de acondicionamiento profundo. El cabello seco se puede prevenir. Para conseguirlo, realiza un tratamiento de hidratación profunda al menos una vez por semana, sobre todo cuando se producen los cambios de estación.

Trata de dejar tu cabello al natural también una vez a la semana como mínimo. Y si te haces un brushing o armas los rizos con el secador, procura usar un protector térmico antes.

¿Tus cabellos están secos, se rompen o son frágiles?

Esto es debido, a menudo, a una falta de sebo. Pero también a nuestras malas costumbres y a una falta de cuidados específicos. Para remediarlo, te presentamos un panorama de buenas prácticas a tener en cuenta.

¿Cuáles son las características de los cabellos secos?

El sebo, cuyo papel normal es hidratar el cuero cabelludo, no desarrolla correctamente su función en los cabellos secos, lo que favorece la irritación y los picores. El pelo pierde entonces su elasticidad y se vuelve frágil, quebradizo y vulnerable, y las puntas se abren con facilidad.

¿Cuáles son las causas?

Es un fenómeno de origen genético, aunque los cabellos se pueden secar también debido a factores atmosféricos como son el sol, el viento, el agua de mar y de piscina… por malas costumbres, bigudís demasiado apretados, cepillados demasiado enérgicos y frecuentes, secados demasiado calientes, o productos inapropiados, coloraciones muy seguidas, permanentes, champús demasiado jabonosos…

¿Cómo mantenerlos?

La base del tratamiento consiste en un champú suave y enriquecido, especial para cabellos secos, rico en activos nutritivos como las ceramidas, los aceites grasos esenciales, sin lavar demasiado a menudo el pelo para no agredirlo.
 Además de tu champú, es bueno completar los cuidados con un tratamiento hidratante y un masaje con los dedos. Para conseguir un mejor efecto en el tono de tu pelo, ¡acláratelo con agua fría! Evita generalmente el agua demasiado caliente o con mucha cal, que seca los cabellos.

Una de cada dos veces, antes de darte el champú, aplica una mascarilla con manteca de carite, aceite de palma o de Carthame sobre el pelo ligeramente mojado. Envuelve después el cabello en una toalla caliente durante al menos 20 minutos. Después lávalo como de costumbre.

Prácticas sencillas y cómodas:

  • Un masaje en el cuero cabelludo antes del aclarado.
  • Un aclarado sistemático con agua fría.
  • Un pre-secado del pelo con una toalla de rizo, que absorbe más cantidad de agua.
  • Un secado ligero con el secador, a 15cm del pelo y nunca durante más de 15 segundos en el mismo sitio.
  • Aclárate el pelo con agua dulce después de cada baño en el mar.

A evitar:

  • El agua demasiado caliente.
  • El secador demasiado caliente cerca de la raíz.
  • Secar el pelo frotándolo con una toalla.
  • El agua con mucha cal.

Recetas caseras

Hazte tú misma una mascarilla nutritiva y póntela antes de darte el champú: 2 cucharadas de aceite virgen de ricino y 1 de aceite virgen de argán, 10 gotas de aceite esencial de lavanda, 5 gotas de aceite esencial de salsa salvia esclarea. Déjalo reposar una hora poniendo previamente un film de plástico transparente (de los que se usan para la comida) en el pelo y después una toalla caliente.

Hazlo una vez a la semana cuando el pelo esté particularmente castigado, si no cada 15 días.

Todavía más fácil:

  • Mascarilla de miel y al aceite de oliva: mezcla 2 cucharadas soperas de aceite de oliva y de miel caliente para que esté líquida. Para el brillo, puedes añadir también yema de huevo y zumo de limón. Déjalo reposar al menos media hora, después lávate con un champú suave.

¿Cómo peinarse?

Para peinar bien tu pelo sin agredirlo es importante tener gestos delicados, sobre todo si es frágil. Un suavizante nutritivo sin aclarado permitirá perfeccionar el desenredado y la hidratación del pelo.

Cuida tu alimentación

Es importante tener una alimentación sana ya que la comida tiene un impacto sobre la salud. Evita las grasas saturadas (charcutería, comida rápida, pan blanco) y da prioridad a las verduras y a la fruta fresca. Para cuidar tu pelo, son especialmente buenos las almendras, las nueces, las avellanas y los cereales. De tiempo en tiempo, haz una cura con un complemento nutricional específico que permita enriquecer y proteger los cabellos por dentro.

El cabello en mal estado y poco saludable no solo te hace lucir menos atractiva, sino también puede provocar algunos otros problemas mucho más graves cómo la caspa e incluso la pérdida del cabello. Esta es la razón por la que necesitas leer este artículo, ya que te daremos algunos remedios caseros para combatir el cabello seco y maltratado.

El cabello se vuelve seco cuando los tallos del pelo no son capaces de absorber ni retener suficiente humedad, lo que produce una apariencia sin brillo y maltratado. Esta condición puede ser ocasionada por enfermedades o deficiencias nutricionales, lavar el pelo en exceso, usar muchos productos con alto contenido de químicos, uso frecuente de planchas, exposición del pelo a agua clorada y uso constante de tintes de baja calidad.

Si bien las formas más comunes de combatir el cabello seco y maltratado es comer una dieta saludable y el uso de algunos productos especiales para el cuidado del cabello, debes saber que también existen algunos remedios caseros para el cabello que pueden ayudarte a restaurar la salud y el brillo de tu pelo. A continuación te compartimos 7 efectivos remedios caseros para combatir el cabello seco y maltratado.

1. Mayonesa… Extraño pero cierto!

Aunque parezca extraño, la mayonesa es un ingrediente muy efectivo para tratar el cabello seco, debido a que contiene una rica cantidad de proteínas que promueven la suavidad y brillo de tu pelo. Pero, ¿Cómo sacarle provecho a la mayonesa?

Consigue una taza de mayonesa y aplica una capa gruesa en el cuero cabelludo y el cabello ligeramente húmedo.
 Ahora debes masajear el cabello y el cuero cabelludo usando las yemas de tus dedos y de manera suave, puedes pedirle ayuda a algún familiar.
 Luego cubre con un gorro plástico tu cabeza durante una hora, al cumplir la hora, lava tu cabello con shampoo cómo lo haces normalmente.
 Es aconsejable repetir este tratamiento una vez por semana con el fin de hidratar y dar vida al cabello.

2. Cerveza… No es lo que piensas!

No te vas a tomar una cerveza, en lugar de eso vas aprovechar la proteína que tiene la cerveza para reparar tu pelo dañado y nutrir los folículos pilosos, que a su vez estimulan el crecimiento del cabello saludable. Algunas sugerencias para usar la cerveza:

Primero lava tu cabello cómo lo haces normalmente, luego rocía con un atomizador una pequeña cantidad de cerveza y deja que tu cabello seque naturalmente. Esto te ayudara a tener un pelo mucho más suave y con un brillo natural.
 Si dejas secar tu cabello naturalmente, el olor de cerveza no se va a impregnar en tu cabello, es por ello que es mejor hacer este tratamiento un día que de descanso para darle tiempo a tu cabello que seque.

3. Aceite de oliva… un remedio casero muy eficiente.

Este es quizás el remedio casero más utilizado para tratar el cabello seco y restaurar el cabello maltratado. Contiene una gran cantidad de vitamina E y antioxidantes, los cuales ayudan a reparar el cabello dañado y humectan naturalmente el cuero cabelludo. Además, es un excelente remedio para dar brillo.

Caliente en el microondas una taza de aceite de oliva. Luego aplica el aceite caliente sobre tu cuero cabelludo y los tallos.
 Ahora masajea suavemente el cuero cabelludo durante al menos 5 minutos y máximo 10.
 Cubre tu cabello con una toalla caliente y debes dejar reposar el aceite en tu cabeza durante al menos 30 minutos, luego lava tu cabello usando shampoo y acondicionador.
 Puedes hacer esto una vez por semana, esto le dará a tu cabello más brillo y vida.

4. El aguacate también funciona de maravilla.

El aguacate contiene propiedades que son beneficiosas para tratar el cabello seco y dañado, entre las que destacan las vitamina A y E, las proteínas y grasas saturadas. Es un remedio casero ideal para aumentar la humedad del cuero cabelludo y fortalecer tu pelo de manera natural. ¿cómo aprovechar todos su beneficios?

Asegúrate de conseguir un aguacate maduro, ahora debes machacarlo y mezclar con una cucharadita de aceite de jojoba y aceite de germen de trigo, con la intención de hacer una especie de pasta.
 Aplica esta mezcla en tu cabello, asegurándote de hacerlo desde la raíz hasta las puntas. Luego cubre tu cabeza con un gorro para ducha y deja actuar el tratamiento durante al menos media hora.

Por último, lava tu cabello usando agua tibia y repita este tratamientos 1–2 veces por semana.
 Otra opción es machacar un aguacate maduro y añadir dos cucharadas de aceite de oliva.

5. La miel cómo un tratamiento natural

La miel es considerada como otro de los grandes remedios caseros para el cabello maltratado y seco. La miel contiene propiedades que pueden ayudarte a humectar tu cabello, lo que te permitirá lucirlo más brilloso, suave y nutrido. Para aprovechar los beneficios de la miel, solo debes seguir las siguientes indicaciones:

Aplica media taza de miel a tu cabello medio húmedo y masajea suavemente. Luego cubre tu cabeza durante 30 minutos usando algún gorro de ducha. Al terminar el tiempo debes enjuagar con agua tibia. Es aconsejable que hagas esto dos veces por semana.
 Otro remedio fácil de preparar es mezclar dos cucharadas de miel, dos cucharadas de glicerina y cuatro de aceite de oliva. Esta mezcla la debes usar como un acondicionador después de haberte lavada el pelo. Se recomienda hacer cada vez que sientas que tu cabello está comenzando a sufrir de resequedad.

Otra manera efectiva de usar la miel para reparar el cabello maltratado y dañado es agregar un poco a tu acondicionador y usarlo después del shampoo. Solo debes tener en cuenta que no debes hacer esto más de una vez por semana.

6. Aceite de sésamo

Constantemente hablamos del beneficio que tienen muchos aceites para mejorar la salud del cabello, es por eso que también queremos recomendarte el aceite de sésamo. Contiene un alto contenido de nutrientes, vitaminas y propiedades que son capaces de combatir la resequedad del cabello.

Además, es importante saber que el aceite de sésamo también contiene propiedades antivirales, antibacterianas y antiinflamatorias que pueden ayudar a prevenir la pérdida de cabello… todo suena muy bien, pero ¿cómo usar el aceite de sésamo?…

Mezcla dos cucharadas de aceite de sésamo con un poco de jengibre rallado, ahora usa esa mezcla para masajear el cuero cabelludo durante al menos cinco minutos. Luego envuelve tu cabello con una toalla caliente y dejar que este remedio actué durante unos 10 o 15 minutos. Finalmente lava el cabello y repite esto una vez por semana.

Otro remedio que puedes preparar es mezclar una cucharada de aceite de sésamo, una cucharada de jugo de limón y una de jugo de remolacha. Aplica este remedio en tu cuero cabelludo y deja actuar durante toda la noche. A la mañana siguiente debes lavar tu cabello y repetir este tratamiento una vez por semana.

7. Masajea tu cabello con mantequilla!

Seguramente suena algo extraño masajear tu cabello con mantequilla, sin embargo, puede ayudarte a combatir el pelo seco y dañado. Solo debes usar un poco de mantequilla y hacer un masaje durante unos 5–7 minutos. Luego debes usar un gorro de ducha y dejar actuar la mantequilla durante unos 30 minutos.
 Después debes lavar tu cabello con shampoo y enjuagar bien hasta eliminar todos los residuos de mantequilla.

Como mujer entiendo que tener un cabello seco y maltratado es realmente una pesadilla, es por eso que te recomiendo probar con estos 7 remedios caseros para el cabello que acabas de conocer. La mayoría de personas que los han probado han logrado resultados favorables. Todas las mujeres deseamos tener un pelo realmente atractivo y muy saludable, y sabemos que para eso necesitamos utilizar diferentes tipos de tratamientos para el cabello, sin embargo, la mayoría suelen ser demasiado costosos, por lo que es necesario buscar otras alternativas.

Aquí es cuando entran en juego los tratamientos caseros para el cabello, una alternativa mucho más económica y que puede brindar resultados iguales o incluso mejores que muchos de los productos de las grandes marcas de belleza, porque después de todo, estas grandes compañías buscan que compremos sus productos todos los meses, por lo que los resultados raramente duran más 3 o 4 semanas.

La buena noticia es que ahora voy a compartir contigo 10 tratamientos caseros para el cabello que te ayudarán a lucir un pelo mucho más saludable, brilloso y atractivo… y lo mejor de todo, sin pagar una fortuna.

Remedios para la hidratación

1. Aceite de coco

El aceite de coco es uno de los tratamientos para el pelo más efectivo que he probado. Este aceite penetra profundamente en el tallo del pelo y gracias a sus propiedades hidrata el cabello de forma totalmente natural. Solo debes tomar una cucharada de aceite de coco y aplicar sobre las puntas del cabello húmedo.

Si tienes el pelo demasiado seco, entonces se recomienda dejar el aceite toda la noche y a la mañana siguiente usar un shampoo para lavar tu cabello. Si tienes el cabello muy fino o delgado, debes usar este tratamiento con moderación. Lo ideal es una vez por semana.

2. Plátano y aceite de oliva

El plátano funciona de maravilla para hidratar el cabello y más si mezcla con una cucharada de aceite de oliva. Solo tienes que machacar el plátano y agregar el aceite de oliva, luego debes masajear el cabello y el cuero cabelludo durante unos 5 minutos y después debes dejar actuar este tratamiento durante al menos 30 minutos. Por último, enjuga y lava bien tu cabello.

3. Aguacate

El aguacate se ha convertido en uno de los tratamientos caseros para el cabello más usados en los últimos tiempos, debido a que se ha ganado una gran reputación en cuanto a ser un tratamiento bastante efectivo para hidratar y suavizar el cabello.

Solo debes machacar la mitad de un aguacate y añadir algunas gotas de aceite de hierbabuena. Lava tu cabello con tu shampoo, exprime bien el agua y aplica el tratamiento dejando reposar durante aproximadamente 15 minutos. Por último, enjuaga tu cabello y listo.

4. Calabaza y miel

Las calabazas son ricas en vitaminas A y C, potasio, zinc y beta-caroteno, propiedades que promueven la buena salud y la hidratación del pelo. Añade 2 cucharadas de miel, un poco de humectante natural a una taza de puré de calabaza y mezcla bien.

Una vez mezclados todos los ingredientes, aplícalo sobre tu cabello y el cuero cabelludo. Ahora cubre todo tu cabello con un gorro para ducha y deja reposar el tratamiento al menos 10–15 minutos. Al finalizar el tiempo enjuágate bien. La combinación de calabaza y miel

Para mejorar el color natural de tu pelo…

5. Limón y manzanilla

Si tienes cabello rubio, entonces este tratamiento para el cabello te será de gran ayuda para impulsar el color natural. Solo debes agregar una cucharadita de jugo de limón a una taza de té de manzanilla y dejar enfríar, ahora pon tu cabeza hacia atrás en un fregadero, como si fueras a lavar tu cabello y vierte esta mezcla sobre tu cabello húmedo. Debes dejar actuar el tratamiento durante 2–3 minutos y luego a enjuagar.

6. Polvo de cacao

Este tratamiento para el cabello es ideal para las mujeres con pelo color marrón. Debes mezclar un poco de polvo de cacao con yogur natural, un poco de miel y sidra de manzana, asegúrate de mezclar bien los ingredientes y aplicar en tu cabeza dejando que el tratamiento haga efecto durante unos 10 minutos antes de lavar con shampoo.

Para el cuidado del pelo…

7. Agua con azúcar

Si tu cabello es muy rizado sabes que tienes que cuidarlo muy bien, en ese caso este tratamiento es que el que necesitas. Solo agrega una cucharadita de azúcar a una taza de agua. Ahora vierte un poco de agua con azúcar en tus manos y aplica sobre tu cabello. Cuando termines enjuaga bien tu cabeza para eliminar cualquier residuo de azúcar.

8. Aspirina

No es para lo que piensas, no debes tomarla. Aunque no lo creas se puede usar como un tratamiento casero para el cabello. Lo que debes hacer es triturar una aspirina y agregarla a una pequeña cantidad de shampoo y aplicar en tu cabello. El ácido salicílico de la aspirina te ayudará a eliminar la acumulación de grasa y a restaurar el brillo natural de tu pelo. Se recomienda hacer esto cada 2 semanas.

9. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es otro tratamiento para el pelo que puedes utilizar en casa. Al igual que la aspirina agrega un poco de bicarbonato a tu shampoo y aplica en tu cabello tratando de hacer un masaje durante un par de minutos antes de enjuagar. No exageres con el uso de este tratamiento ya que si tu pelo es muy claro posiblemente debilite aún más tu color. Mejor usarlo una vez cada 3 semanas.

10. Vinagre o sidra de manzana

Las propiedades del vinagre de manzana estimulan el cuero cabelludo y promueven el brillo natural del cabello. Agrega una cucharada de sidra de manzana a media taza de agua y aplica sobre tu cabello húmedo. Ahora deja reposar el tratamiento por unos 5 minutos y enjuaga.

Cómo puedes ver, existen diferentes tratamientos para el cabello que puedes preparar en tu casa y que no requieren de un gran gasto, solo es cuestión de conseguir los ingredientes y prepararlos siguiendo estas indicaciones.

TRATAMIENTOS RÁPIDOS PARA EL CABELLO SECO

Necesitas:

  • 1 huevo
  • Medio vasito de cerveza
  • Mezclar los ingredientes. Aplicar en el cabello, cubrir con un de gorro plástico durante 15 minutos. Lavar con agua tibia.

MASCARILLA NUTRITIVA

Calentar una cucharadita de aceite de almendras, 1/2 cucharadaita de aceite de oliva y media taza de crema corporal. Aplicar sobre el cabello seco. Deja actuar durante 20 minutos.

MASCARILLA DE HUEVO

  • 1 huevo
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • 2 cucharadas de aceite vegetal

Calentar a baño maria el huevo, el vinagre y el aceite, mezclar. Aplicar sobre el cabello antes del lavado, dejarlo actuar 20 minutos y lavarlo.

MASCARILLA HIDRATANTE

Calentar una cucharadita de aceite de almendras, 1/2 cucharadaita de aceite de oliva y media taza de crema corporal. Aplicar sobre el cabello seco. Deja actuar durante 20 minutos.

MASCARILLA DE HUEVO

  • 1 huevo
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • 2 cucharadas de aceite vegetal

Calentar a baño maría el huevo, el vinagre y el aceite, mezclar. Aplicar sobre el cabello antes del lavado, dejarlo actuar 20 minutos y lavarlo.

Disfruta del nuevo artículo: Qué hacer con el cabello seco de mi blog sobre peinados Peinados & Anna.

via Peinados & Anna http://ift.tt/2h257wW

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Anna Bosch’s story.