Runnin’ (Lose It All)

Las calles claras de melancolía
 ellas mismas avecinan la mentira,
 la luna y el calor que empuja mis cabellos lo han visto.
 El cielo gris me toma la mano
 yla lluvia ácida del suelo empuja mis pies
 y ¡vamos!, he querido este anochecer desde hace tiempo.
 Pero, ¿por qué me cortan las libélulas de la noche?
 El signo rojo en sus dedos me cuenta sobre la desazón.
 Pero yo solo no anhelo mirar… 
 la curva rota de mis párpados, 
 ellas están esperando la soledad.
 Así que jamás retrocederé al barranco donde 
 quedaron nuestros sueños,
 porque están vacíos.
 Como tú o como yo, o quizá solo 
 el eclipse lo puede igualar
 Pero le he hecho con la mano, porque
 de mis labios no saldrá despedida alguna.
 Es que de mi pecho lleno de humo solo
 pueden escapar las tristezas.
 Y ni el texto de mi cabeza podrá arrojar
 las verdades.
 Porque una vez más, nada existe y nada será.
 Ninguna vez más.