Las emociones básicas explicadas con la película Inside Out (Del Revés)

Psicólogos en casa
Feb 8, 2018 · 4 min read

Pixar está siendo el referente de películas de animación para los más pequeños y no tan pequeños, desde Toy Story, buscando a Nemo, Ratatouille, WALL-E, Up o Cars, hasta el último estreno estas navidades con COCO. Desde luego no ha dejado de sorprendernos y combina a la perfección el entretenimiento y la educación en valores.

Hoy hemos querido escoger una de las mejores películas de Pixar para hablar de emociones: Inside Out (traducida al español como Del Revés), estrenada en 2015 es sin duda un referente para los psicólogos infanto-juveniles, y un recurso muy útil para las madres y los padres de todo el mundo.

PREGUNTAS

La película nos introduce en la mente de una niña, Riley, y nos muestra las cinco emociones básicas personificadas: Alegría, Tristeza, Asco, Miedo e Ira. ¿Por qué estas emociones y no otras?

Estas emociones son las llamadas emociones básicas, y todo ser humano las posee independientemente de la cultura, raza o lugar del mundo donde haya nacido. En realidad, las emociones básicas según la psicología son seis: alegría, tristeza, miedo, asco, ira y también sorpresa. Sin embargo la sorpresa no está personificada en la película.

La “sorpresa” es una emoción muy corta, ya que aparece puntualmente para dejar paso a las demás emociones básicas. La función de la sorpresa sirve para orientar la atención hacia algo, y en cuanto la atención está puesta en un estímulo, una persona, un objeto, deja paso a las demás emociones.

Durante la película la niña protagonista va mostrando qué papel juegan las emociones en nuestra vida, ya que cada una cumple una función básica y primordial en la vida de las personas.

La ALEGRÍA se encarga de mantener siempre una sonrisa ante cualquier adversidad, de celebrar los éxitos con los demás y de compartir. La alegría es la responsable de que repitas ciertas conductas que para ti han sido positivas. Pero ojo no podemos estar siempre alegres porque eso sería vivir una vida irreal, ya que la vida tiene momentos duros que también nos enseñan grandes aprendizajes. Estar todo el rato alegre y sonriente, no es un síntoma de salud psicológica.

¿Qué función cumple la tristeza?

Esto es sin duda uno de los grandes aciertos de Pixar en la película, parece que la tristeza nadie la quiere, es decir, que no está bien estar triste y que no sirve para nada, pero nos equivocamos, la tristeza nos ayuda a pensar, a pararnos a pensar, cuando estamos tristes no nos apetece ni movernos, todo se ralentiza. Nos ayuda a dedicarnos tiempo a nosotros mismos y a meditar. Es bueno estar tristes porque esto nos ayuda a pararnos a pensar, recomponernos y llevarnos un aprendizaje de la vida cuando ésta no da un buen palo. Como la anterior no podemos estar tristes todo el rato porque entonces estaríamos deprimidos.

El ENFADO es el encargado de defender nuestra propiedad y a nuestros seres queridos. La ira entra en escena cuando vulneran nuestros límites. También es el responsable de actuar cuando algo es injusto. El enfado nos moviliza, es lo contrario a la tristeza que nos para, cuando estamos enfadados estamos preparados para la acción, para defendernos. Es una función también muy importante, porque nos protege de las personas o situaciones que pueden hacernos daño.

Nos quedan dos personajes de la película, el ASCO y el MIEDO. ¿Qué función cumplen cada una de ellas?

Son dos de las emociones que más han ayudado a la especie humana a sobrevivir. El ASCO, nos protege de comida o bebida en mal estado. Como cuando hueles algo antes de comerlo, y dices: “esto está pasado”. También nos distancia de sitios sucios o malolientes donde podamos coger alguna enfermedad. Y el MIEDO nos salva de situaciones peligrosas, y nos moviliza para escapar de ellas, antiguamente quien no sentía miedo no podía escapar a tiempo de un peligroso león. Si no sintiéramos miedo no sobreviviríamos. Pero si sentimos demasiado miedo todo el rato tampoco es bueno.

La película no entra en las EMOCIONES SECUNDARIAS O COMPLEJAS.

Son aquellas que se forman por emociones primarias, es decir, una emoción secundaria se forma por dos o tres emociones primarias y además también hay que tener en cuenta que influye nuestra experiencia, pensamientos, recuerdos y en definitiva nuestro pasado. No hay una fórmula mágica, pero si que podemos ver algunos ejemplos más claros. La FRUSTRACIÓN es una mezcla de enfado y tristeza, siento frustración cuando por ejemplo no me sale algo. Primero puedo identificar el enfado, conmigo mismo o con los demás, y luego la tristeza, porque algo no me sale bien. Puede ser un examen, un problema de matemáticas, una cita con una chica, un campeonato, lo que sea. Los CELOS, son una mezcla entre miedo y enfado. La VERGüUENZA entre miedo y asco. Si podemos identificar las emociones secundarias, es decir, primero poner nombre a lo que estamos sintiendo, podemos ver que emociones primarias están participando y así gestionar mejor la emoción. Esto sería uno de los pasos claves de la gestión emocional.

La flor de las emociones, identificarlas con un nombre es el primer paso de la gestión emocional

Escucha el programa de Radio Internacional en nuestro canal de YouTube

    Psicólogos en casa

    Written by

    Acercamos la psicología a las personas, proporcionando apoyo psicológico en las casas a precio accesible #apoyopsicologicoencasa

    Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
    Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
    Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade