BYE DESPERDICIO DE ALIMENTOS EN LA CDMX

El pasado jueves 16 de febrero del 2017 sucedió algo que nos llena de mucha emoción y que debió pasar hace mucho tiempo: a partir del día siguiente, a partir de ese día quedó prohibido el desperdicio de alimentos en la Ciudad de México, gracias a la Ley de Donación Altruista de Alimentos, que establece lineamientos para que a través de una asociación público-privada se pueda aprovechar la donación altruista de alimentos.

Así que basta de desperdiciar alimentos. Pues por primera vez, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, promulgó las iniciativas del nuevo Sistema de Sustentabilidad Alimentaria en la entidad, la cual incluye dicha ley y una igual de importante: la Ley de Huertos Urbanos.

Pero, ¿qué es la Ley de Donación Altruista de Alimentos?

Esta ley busca promover, orientar y regular la donación de alimentos y sancionar a quienes tiren o destruyan comida que todavía sea apta para el consumo humano. Está orientada a que los sectores públicos, sociales y privados trabajen de la mano para impulsar la donación de alimentos a beneficio de personas con escasos recursos.

Este tipo de leyes, recientemente empezaron a ganar fama después de que el año pasado Francia promulgará una ley similar, convirtiéndose en el primer país del mundo en prohibir a supermercados a tirar o destruir alimentos que no vendan y que mejor sean donados a organizaciones benéficas o bancos de alimentos.

¡Ya era hora! La Ciudad de México con esta iniciativa busca frenar el desperdicio de alimentos en un nuestro país, donde hay 55.3 millones de personas en pobreza, de las cuales 68.6% vivían en zonas urbanas (de acuerdo con el reporte Medición y Análisis de la Pobreza en México 2006–2015 del Coneval) y en el cual se tiran alrededor de 10 millones de toneladas de alimento al año.

Con esta nueva legislación también se impulsa la creación y el fortalecimiento de los bancos de alimentos y los estímulos a las personas o instituciones que donen comida en buen estado.

APT, aliado del Sistema de Sustentabilidad Alimentaria.

El artículo 7 de dicha ley indica que la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso), será la encargada de promover las donaciones, fomentar la participación social, supervisar el destino de los alimentos, realizar un informe anual de ese programa e impulsar la creación de Bancos de Alimentos.

Dichos Bancos, estarán a cargo de instituciones sociales con registro oficial, “que tengan como objetivo recibir en donación, alimentos para almacenarlos, preservarlos en buenas condiciones de calidad e higiene y distribuirlos, con la finalidad de contribuir a satisfacer las carencias alimentarias de la población de escasos recursos”. Justamente lo que hacemos en APT, por eso, el día de la presentación de dicha ley, el gobierno nos incluyó como aliados del Sistema de Sustentabilidad Alimentaria, por lo que nos sentimos orgullosos y nos motiva a seguir por el mismo camino.

Sin embargo, al exisitir una ley, también existe un castigo a quien no la cumpla: Quienes destruyan alimentos aptos para el consumo humano, entreguen artículos que no cumplan con la normatividad sanitaria, lucren con el manejo de las donaciones y funcionarios que alteren la distribución de las donaciones, serán sancionados.

Si gustas leer el documento oficial de esta ley, visita el siguiente link: http://bit.ly/2nuN30W

Like what you read? Give Alimento Para Todos a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.