Hoy, día 24 de Marzo se celebra el día mundial contra la Tuberculosis. Este evento anual recuerda la fecha en 1882 cuando el Dr. Robert Koch anunció que había descubierto el Mycobacterium tuberculosis, el bacilo que causa la tuberculosis.

136 años después, la Tuberculosis sigue estando entre las 10 principales causas de mortalidad a nivel global y es todavía descrita como la enfermedad infecciosa más letal del mundo.

La tuberculosis está presente en el mundo entero. No obstante, la mayor parte de los casos de tuberculosis así como las muertes por la misma se ubican en países en vías de desarrollo. Se ha entrado en un circulo vicioso en el que aquellos más vulnerables por sus condiciones (malnutrición, malas condiciones de saneamiento, pobreza…) son aquellos que más difícil tienen el acceso a la atención por lo que son incapaces de abrir el círculo.

Por ello, la OMS, durante los dos últimos años ha llevado a cabo la campaña “Unidos contra la Tuberculosis” cuyo objetivo es No dejar a Nadie Atrás y unir fuerzas para luchar contra esta letal enfermedad.

El objetivo es poner fin a la tuberculosis para el año 2035. Para ello es necesaria la colaboración internacional con la finalidad de garantizar el acceso al tratamiento de un mayor número de afectados.

El otro frente abierto con esta enfermedad es la presencia de bacilos tuberculosos multirresistentes. La farmacorresistencia surge debido a una mala utilización de los medicamentos antituberculosos, ya sea a través de su prescripción incorrecta por los dispensadores de atención de salud, o por la mala calidad de los medicamentos o la interrupción prematura del tratamiento por los pacientes. Esto deja a las personas afectadas sin armas para luchar contra la enfermedad en muchos casos.

Pero existe esperanza, se están desarrollando nuevos regímenes terapéuticos que son eficaces contra algunas cepas multirresistentes así como se están probando nuevos fármacos contra las cepas ulrarresistentes.

Aprovechamos pues, para recordar la importancia de utilizar los antibióticos con cabeza. Si eres paciente, seguir las instrucciones de tu médico; si eres médico, prescribir solo cuando sea necesario. Unidos podemos acabar con la tuberculosis.

Si te interesa el tema y quieres saber cuál es el estado actual del problema no dudes en consultar la Nota descriptiva de la OMS:


Like what you read? Give AVEM a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.