Primer publicación.

Voy a empezar confesando que mi plan estaba en iniciar este blog con una comparación de dos marcas de aceite de coco, haciendo honor a mi user y a toda la imágen que he creado con las personas sobre mi “fanatismo” (poco, para ser sincera) por usar esta pequeña maravilla.

Hace dos semanas aproximadamente, empecé a notar mi piel super seca, más de lo que normalmente suele estar, ignoro si la causa es el cambio de clima de Sinaloa a Jalisco, si necesito más líquidos o una mezcla de ambos.

Era tan grande mi problema que (aquí hago mención a mí bebé) el aceite de coco no estaba siendo absorbido en su totalidad ni eliminaba mi piel “cuarteada”.

Odio las cremas, tenía 2 años sin hacer uso de ellas, decidí abrirme a la posibilidad y buscar alguna crema no líquida ni de marca famosa en el super. El día que fuí a comprar el mandado, ya estaba por ir a pagar cuando recordé el deber personal que tenía, con poca emoción me acerqué al área de belleza personal (normalmente me da emoción comprar productos de belleza, pero es tan grande mi mala experiencia con las cremas que era algo que estaba haciendo por obligación), de repente vi un recipiente que llamó mi atención, su marca me resultaba algo familiar y el diseño de estos productos siempre me han hecho intuir en automático que son ”naturales, orgánicos”, fue como si estuvieramos destinados a conocernos, ja.

Llegué del super y lo primero que hice fue abrir el producto, me sorprendió bastante ver su consistencia pesada y poco líquida comparada a las cremas convencionales, debe ser porque es más una “manteca corporal” que una crema.

Es cruelty free, libre de sulfatos y parabenos, no contiene aceite mineral ni petróleo.

Está de más mencionar su color, pero su olor me recuerda ligeramente a señora de 80 años, aún así no me resulta desagradable.

Presume tener principalmente “aceite de Argán Egipcio” y… ACEITE DE COCO, entre otros ingredientes naturales.

Tengo poco tiempo usando esta “manteca corporal”, pero en lo personal es la mejor que he utilizado, no me hace sudar (ignoro si es porque en esta ciudad no sufro calor), su absorción es bastante rápida, mi piel ha cambiado bastante, luce menos seca y más flexible.

La utilizo antes de dormir y después del baño, sin aplicar en rostro, uso una cantidad generosa y repito si siento que mi piel necesita mas hidratación. En dos semanas he utilizado una tercera parte del producto, si les interesa, lo pueden encontrar en Walmart por un precio de 86 pesos aproximadamente.

Y sí, logró sustituir a mi amado aceite de coco en cuanto a crema (sigo usándolo como desmaquillante), ignoro por cuánto tiempo, pero tengo pensado probar otra manteca corporal con diferentes ingredientes y necesidades de la misma marca.