Hablemos de Dragon Ball

Primero de todo, quiero pedir disculpas por estar ausente tanto tiempo. Entre haber estado enfermo mil días por cambios de estación que me suelen afectar, y estar jugando tanto a NieR Automata como a Persona 5 (que ya hablaré de ellos otro día)pues no me he parado mucho a pensar sobre qué escribir.

Y hoy quiero hablar sobre Dragon Ball. Y sí, sé que dije que iba a centrarme en hablar de videojuegos, pero no os preocupéis, ese será mi tema central en general, pero hoy me apetece hablar sobre esto (aunque también hablaré sobre sus juegos).

Seamos claros, Dragon Ball es el shonen más genérico que existe desde Dragon Ball Z. Si le tenemos tantísimo aprecio es porque forma parte de nuestra infancia/adolescencia. Pero creo que es precisamente por esto mismo que últimamente veo tantas críticas tan…absurdas. Porque cuando vemos cualquier cosa de DB lo vemos con las gafas de la nostalgia puestas, y no parece que queramos contrastar.

Empecemos con lo más obvio y menos polémico: la animación.

¿Os acordáis del famoso episodio 5 de Dragon Ball Super? Ay…madre mía la que se lió. Y no sin motivos, porque…la virgen, qué despropósito. Pero… ¿a que no os acordáis de esto?

Dragon Ball siempre ha tenido episodios con mala animación o dibujado. Porque hay un montón de cambios en los dibujantes, lo creáis o no.

Otro ejemplo:

Solamente hay un episodio de diferencia, y creo que queda claro la distinción de calidad. Dragon Ball siempre ha tenido sus altibajos en este tipo de cosas, lo que pasa es que ahora nos pilla con la madurez suficiente como para verlos.

Pasemos a puntos con más controversia. Como por ejemplo el desarrollo o “cambio” de personajes. Voy a tocar solamente a 3 en concreto: A Vegeta, a Gohan y a Goku.

Empecemos por Vegeta, ese personaje que todos odiábamos pero que nos gustaba tanto en la saga Saiyan como en la de Frieza por lo arrogante y sin escrúpulos que era. Tras un gran golpe en el orgullo al ver como no sólamente Goku, a quien a despreciado siempre por ser de una clase “inferior”, sino también un completo desconocido en aquel momento como es Trunks han conseguido alcanzar la legendaria forma de Super Saiyan antes que él, el príncipe de los Saiyans. El darse cuenta de eso es lo que empieza a humanizar al personaje de Vegeta, primero al empezar a sentir orgullo por su hijo hasta el punto de llegar a sentir felicidad por estar con Bulma. Hasta que ocurre la vuelta de Goku en la saga Buu. La persona que le ha hecho querer mejorar durante tanto tiempo ha vuelto, pero ya no tiene ningún motivo “válido” para pelear con él y mejorar, por eso se “deja controlar por Babidi” para que Goku tenga un motivo para enfrentarse a él. Él sabe que es incorrecto, pero parte del egoísmo que caracteriza a Vegeta sale a relucir en ese momento. Aunque después tenemos uno de los mejores momentos de la serie en su sacrificio.

Vegeta es un personaje con un desarrollo lógico, es un personaje que se humaniza pero que sigue teniendo un pequeño egoísmo, pero que sabe ver más allá de sí mismo. Y esto es a dónde quería llegar. Hablemos del famoso bailecito de Vegeta. Eso, según mucha gente está fuera de su personaje. Vale. Ahora os pregunto, ¿qué está más fuera de Vegeta, un simple baile para calmar a alguien que sabe que tiene la capacidad de destruir la Tierra en un soplido o tener que comerse su orgullo y fusionarse con su mayor rival para detener a Buu (y consecuentemente a Zamasu)? Porque yo sinceramente creo que lo segundo. Ninguno de los dos es nada del otro mundo y yo no los considero nada que dañe a Vegeta, es más, me parece que ambos actos demuestran por qué junto a Piccolo es el personaje más maduro de la serie.

Ahora hablemos de Gohan. Aquí seré más conciso porque quiero dejar un punto en especial claro. Gohan no es un guerrero. Nunca lo ha querido ser. Que nos guste como luchador no significa que a él también. Nunca ha sido como Goku o Vegeta, los cuales se divierten luchando, él siempre ha querido ser un chico normal viviendo una vida tranquila. Es más, os recuerdo que es precisamente por eso por lo que sorprende tanto el cambio en la saga Célula cuando se transforma en SSJ2, porque deja completamente de lado su espíritu calmado y compasivo.

Y lo digo porque no dejo de oír críticas hacia su personaje. Y entiendo que moleste un poco la parte en la saga Buu en la que literalmente está para hacer de “comedic relief” como Gran Saiyaman pero es algo que pega dentro del personaje de Gohan. Y aquí va una opinión impopular, pero Gohan es un gran personaje actualmente. El nunca será un luchador por gusto, por lo que no buscará peleas pero si ha de pelear, lo hará. Gohan es el personaje que ha conseguido lo que quería en la vida, una familia, un trabajo, una casa y aún así, lo criticamos por ello. Cuán hipócritas podemos llegar a ser. Dejad que él haga con su vida lo que quiera, no lo convirtáis en otro puñetero Goku.

Porque oh boy, ahora voy a por Goku, y sé que lo que voy a decir va a levantar muchas ampollas, pero alguien tiene que decirlo.

Goku es el personaje con menos desarrollo, más egoísmo y menos empatía de todo Dragon Ball.

Paraos a pensar un momento, ¿Goku ha cambiado en algo desde que era un crío? No. Simplemente se ha hecho más fuerte. Goku es el personaje más plano y con menos desarrollo de todos y, aún así, es el menos criticado de toda la serie. ¿Por qué? Hay un razón muy simple: la localización y traducción de la serie. ¿Os dáis cuenta de lo egoísta que está siendo en Dragon Ball Super y cómo os está molestando? Decidme, ¿cuándo NO ha sido así?

A Goku, desde el final de Dragon Ball original, lo único que le ha importado es volverse más fuerte y tener peleas difíciles, porque es lo que él disfruta, su espíritu Saiyan y todo eso. Pero, ¿os dáis cuenta de las veces en las que sus acciones han puesto en peligro a no solamente sus compañeros sino a la Tierra o al universo(o en el último arco de DBS, a varios universos)? Creéis que dejó vivir a Piccolo, a Vegeta, a Frieza o incluso a Buu (él admite a Vegeta que pudo haber matado a Majin Buu cuando se transformó en SSJ3) por piedad? Lo hizo porque sabía que ellos le iban a ofrecer lo que él busca, una pelea en condiciones que le permitiera mejorar. A Goku no le importa en absoluto el destino de los demás. Si poner en riesgo la vida de varios universos le permite tener una pelea en la que mejorar, con gusto lo hará y no le importará en lo más mínimo, como ya se ha comprobado. Goku no ha cambiado en absoluto, la única diferencia entre el Goku de Dragon Ball Z y Dragon Ball Super es que en Super lo estamos viendo directamente de la fuente, mientras que en Z lo vimos pasado por una transformación hecha por el equipo de localización inglesa, que querían que Goku fuese un héroe modélico para que se pareciese a Superman porque así tendría fama en América. Pero Toriyama siempre quiso ese Goku antihéroe. El cual, sinceramente yo prefiero, porque ensalza más a personajes como Vegeta o Gohan, por eso he hablado de ellos antes.

Y no me entendáis mal, no estoy criticando el personaje de Goku porque sí, es más, me parece que Goku funciona exactamente como Toriyama quería, lo que critico es a toda esa gente que piensa que de verdad Goku a “cambiado” cuando precisamente es lo que define a Goku, que nunca ha cambiado ni nunca lo hará.

Y aquí viene otro tema que quería hablar: Dragon Ball Super.

En todos mis argumentos parece que estoy defendiendo a la serie o la estoy poniendo como que fuera mejor que muchas y ni mucho menos. Hasta la fecha me parece del montón, y dentro del universo Dragon Ball, me parece que solamente está un poco por encima de GT, pero no por mucho. Lo que estoy haciendo es enseñar que Z realmente no es tan distinto de Super y que guste más o menos, me parece la evolución consecuente de la historia y de los personajes (salvo en el aspecto de que lo están infantilizando mucho)

Y ahora para acabar quiero hablar de Dragon Ball como marca y mis sentimientos tan encontrados hacia ello.

Dragon Ball vende, es así. Pero no solamente lo “canon”, vende todo. Uno de los villanos que más vende de Dragon Ball es Broly, el que es posiblemente uno de los peores villanos de DB y menos canon de todos (ninguna de sus 3 películas tiene sentido en la cronología), con lo cual, Toei no lo va a dar de lado. Al igual que no va a dar de lado GT. Al final, todo se reduce a fama y dinero, porque Toei es una empresa, y eso es lo que los mueve. Y eso puede salir en cosas muy geniales como por ejemplo el juego Dragon Ball Fusions, el juego posiblemente más fanservice que existe de Dragon Ball pero que precisamente por eso es tan genial y divertido, o te puede salir el tiro por la culata, como hypear a Vegetto Blue para luego darnos 5 minutos de él y que el fandom arda por ello. Pero no esperéis “descanonizaciones” ni tachar de esto nunca ha pasado a ciertas cosas, porque Toei no va a cortar fuentes de dinero que tiene porque sí. Es más, tengo la sensación que más que “descanonizar” GT como muchos querían según se anunció Super, creo que van a hacer lo contrario. No sé si volver GT completamente canon, pero sí dejar abierta la posibilidad de ello de una u otra manera.

Y con todo esto venía a decir que las críticas no son ni mucho menos malas, es más, suelen ayudar a mejorar, pero debemos mirar y contrastar antes de disparar, que puede ser que estemos viendo las cosas como no son.

Y ahora, recemos porque este arco realmente haga coger fuerza a Super, o me da a mí que muchísima gente se va a bajar del barco y eso es lo que yo creo que cualquier fan de Dragon Ball no quiere, un producto mal hecho que reduzca el nombre de esta serie que ha marcado tanto nuestras infancias.

Pasad un buen día.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Adry Alderete’s story.