Charla/ Debate “A tres años del Pacto YPF-CHEVRON: profundización del sistema extractivista en la Región: Impacto y Resistencias.

PROFUNDIZACIÓN DEL SISTEMA EXTRACTIVISTA DE LA REGIÓN: IMPACTO Y RESISTENCIAS.

Para el año 2002 la República Argentina contaba con 18 proyectos mineros, con ésto, el modelo extractivista daba sus primeras estocadas, las mismas que lo hicieron entrar en vigencia durante la gestión del presidente Carlos Saúl Menem. Este modelo, contó con el apoyo de una nueva forma del mercado, el neoliberalismo, que si bien era incipiente contaba con fuertes políticas de bases, que acompañaron el desarrollo del mismo.

En el año 2003, el número de proyectos mineros se incrementó a 40 y para el 2011 los proyectos en marcha de explotaciones superan los 600, quien sostenía y promulgaba estas políticas extractivistas, para este entonces, era el ex Presidente Néstor Kirchner. Los datos extraídos del informe anual de la Secretaría de Minería, arrojan que el crecimiento de las extracciones a partir del 2013 fue de un 1.500 %.

Cabe destacar que estas políticas económicas han sido de gran impacto en cuanto a lo social, y suscitan problemáticas de mayor relevancia, como lo son el desplazamiento de comunidades originarias de sus territorios ancestrales y problemáticas de tipo ambiental. Aun así el avance y la profundización del modelo extractivista no cesa y pareciera que al paso de su desarrollo, también se constituye como el eje central de la economía de nuestro país. Cabría preguntarnos si estamos dispuestos a pagar el precio que este modelo como vía para el desarrollo exige.

Guille Pezoa de Tierra para Vivir, Silvia Leanza de la Fundacion ECOsur, Victoria y Rosana de la Asamblea Socio-Ambiental de Fiske Menuco y Natalia Huilipan de la Asamblea Fuera Basureros Petroleros

“El extractivismo es inherente al capitalismo, esta apropiación intensiva de los recursos naturales, entendidos como bienes mercantiles, bienes que se colocan por encima de la salud y el bienestar social del pueblo” afirmó Silvia Leanza de la Fundación ECOsur.

El 16 de julio de 2013 la empresa petrolera YPF S.A firmó un acuerdo con la multinacional Chevron para la explotación de hidrocarburos no convencionales en la formación Vaca Muerta, en la Cuenca Neuquina. Envuelto en controversias, dicho pacto era de carácter ‘secreto’ y sólo brindaba nociones respecto a los compromisos de inversión.

El convenio adjudica la concesión para la exploración y explotación -en conjunto ambas empresas- de una zona de 290 kilómetros cuadrados, que comprende las áreas de Loma La Lata y Loma Campana.

El 28 de agosto de 2013 se llevaba a cabo la sesión en que la Legislatura de la Provincia de Neuquén rubricó el contrato con la multinacional Chevron a libro cerrado. Afuera del recinto, se desataba una brutal represión contra los miles de manifestantes que rechazaban la firma del acuerdo. Con un saldo de decenas de heridos -entre ellos un docente baleado- y detenidos, la policía provincial reprimió durante ocho horas ininterrumpidas.

¿Cual es el rol que cumple el conocimiento y la producción del conocimiento en toda esta historia? En el marco los tres años de la firma del pacto YPF- CHEVRON, la organización de base CAUCE COMAHUE llevó adelante en la Universidad Nacional del Comahue sede Gral. Roca / Fiske Menuco, la charla “Profundización del sistema extractivista de la región: Impacto y resistencias”, que contó con la participación de diferentes organizaciones socio-ambientales del Alto Valle.

“Vemos que el modelo extractivista como política de Estado, comenzó con el gobierno anterior y que hoy se destaca la intención de profundizar en el Gobierno de Cambiemos. Vemos también que necesario y estratégico que profesionales de los distintos campos estén acompañando los procesos de resistencia que se dan en nuestro país y la región, ya que en la constante avanzada del capitalismo perpetrado por los gobiernos y los grandes grupos económicos vemos como el conocimiento científico es una de las herramientas utilizadas para legitimar socialmente dichas prácticas” Sostuvo Guadalupe Sosa, estudiante de derecho y militante de CAUCE COMAHUE.

Organizarse, para resistir: asambleas socio ambientales en el Alto Valle

En los últimos años en distintas ciudades del Alto Valle, varias asambleas socio-ambientales se abrieron a la discusión y dieron lugar a procesos de lucha y defensa contra el impacto y el avance de empresas que son totalmente contaminantes, nocivas tanto para el medio ambiente como para la salud de la población.

En Allen se encuentra la empresa Ysur, subsidiada por YPF. La actividad hidrocarburífera convive con la fruticultura, las torres de perforación no están muy lejos de las ciudadanas y los ciudadanos que deben convivir día a día con los intensos ruidos.

Otra problemática se da en el oeste neuquino en el barrio Parque Industrial en donde trabaja la empresa Comarsa -Compañía de Saneamiento Y Recuperación de Materiales S.A- la cual se encarga de quemar los residuos derivados de la industria hidrocarburífera, es decir químicos y desechos altamente contaminantes. Este basurero funciona a cielo abierto a tan sólo 200 mts de la comunidad pese que ha sido ordenada la prohibición de estas actividades a menos de 8 km de cualquier población.

Guille Pezoa de Tierra para Vivir, Silvia Leanza de la Fundacion ECOsur, Victoria y Rosana de la Asamblea Socio-Ambiental de Fiske Menuco

En el oeste de la ciudad cada día llegan al predio de la empresa camiones con tierra empetrolada, en el lugar estos desechos son quemados, lo que los convierte en humo que los vecinos y vecinas deben respirar, mientras que otros tipos de desechos son arrojados al río. Las personas que viven en los barrios cercanos no sólo deben convivir con la tos y la irritación entre otros efectos que esta contaminación produce sino que deben hacerlo mientras no cuentan con servicios básicos como el gas o el agua en verano. Sin embargo, ante la protesta de los afectados tanto los medios hegemónicos como los organismos estatales se han mostrado casi indiferentes durante todo este tiempo.

Desde marzo del corriente año la Asamblea Fuera Basureros Petroleros conformada por vecinos y vecinas, se organizó, protestó y comenzó a exigirle al gobierno que la empresa deje de quemar en la zona. Luego de meses de asambleas, de quejas e incertidumbres por parte de los afectados, en agosto la empresa anunció que se traslada a Añelo.

Añelo será entonces la próxima parada del basurero Comarsa, se encontrará a 3 km de la población y se repetirá la misma historia, esta vez serán los vecinos y vecinas de Añelo los afectados y afectadas de esta y tantas otras empresas que avanzan en nuestro territorio saqueando nuestros recursos y dejando a su paso nada más que destrucción.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Ágata Lourdes Rojas Larre’s story.