¿Sabes qué hay detrás del maquillaje comercial?

Por: Violeta Torres

El pan de cada día en el ritual de la mujer es la aplicación diaria de maquillaje. La idea inicial del maquillaje es para disimular imperfecciones y acné, por lo que comúnmente es de uso diario. Pero nos percatamos que no sólo es de uso diario, si no que normalmente lo usan todo el día! Se lo aplican tempranito en la mañana, quizá un retoque a medio día, quizá otro retoque si salen en la noche y, más seguido que les gustaría admitir, se lo dejan puesto en las noches al dormir. Más de 10 horas con la piel cubierta! Es más probable que incluso sea tu mismo maquillaje el que te esté ocasionando imperfecciones y granitos. Y si no eres consciente de qué tiene tu maquillaje, te invitamos a que pongas atención a estos 7 ingredientes activos en los maquillajes comerciales:

  1. OXICLORURO DE BISMUTO // BISMUTH OXYCHLORIDE: A pesar que la FDA lo aprobó como seguro en la cosmética y productos personales, se usa porque le da un efecto matte y brillo a la cara, pero a pesar de que es un metal pesado clasificado como no tóxico, en estudios se han encontrado efectos irritantes en la piel como inflamación, comezón, enrojecimiento continuo, empeoramiento de acné y aceleración de la caída de la piel. Por lo que la re-aplicación de maquillaje con bismuto puede estar continuamente irritando tu piel.
  2. FENOXYETANOL//PHENOXYETHANOL: Usado como conservador en la cosmética, es irritante y está altamente ligado a crear toxicidad de los órganos vitales.
  3. SILICONAS//DIMETICONA: Su origen es natural (normalmente son derivados de la arena), pero su extensivo proceso químico para extracción deja una huella ambiental gigante y ultimadamente se clasifican como sintéticos. Son bio-acumulativos y considerados tóxicos a organismos no humanos, especialmente a los organismos acuáticos (porque recuerden que todo termina en el mar); pero sí, las siliconas hacen que la piel se sienta como seda.
  4. FRAGANCIAS: Por la ley federal estadounidense (porque en México no existe un organismo activo que regule la cosmética) no se requiere que las compañías pongan el tipo de químicos que usan para su mezcla de fragancia. Normalmente contienen ftalatos, que son considerados como disruptores del sistema endocrino y están listados como carcinógenos en el Programa Nacional de Toxicología de Estados Unidos, además que están en la lista Top 5 causantes de alergias a nivel mundial. Siempre traten de comprar libre de fragancia.
  5. FD&C COLORS (RED LAKE 7, YELLOW 5, ETC): Colores artificiales con químicos derivados del petróleo. Estos son los colores que la FDA a aprobado para su uso en medicina y cosmética pero no para ingerir. Si tu lipstick contiene algún color aprobado de FD&C colors, ellos regulan que la cantidad de metales tóxicos, plomo, arsénico y derivados del petroleo sea no más de 10 ppm (partes por millón). ¿Acaso debería existir una razón por la que tu lipstick tenga arsénico y plomo? Ah, y dato curioso, cada vez que humedeces tus labios, te comes un poco de tu lipstick.
  6. PARABENOS: Aquí existe todavía mucha controversia porque son conservadores que técnicamente son derivados de PHBA (ácido p-hidroxibenzoico que ocurre naturalmente en frutas y veduras). Los conservadores paran el crecimiento de hongos y bacterias, sin embargo, específicamente los parabenos tienen una pequeña habilidad de imitar el estrogen, además que se han encontrado en tejidos de tumores de cáncer de mama y están siendo estudiados por su relación a toxicidad reproductiva. Nosotros en AHAL, todavía los consideramos como “malos”.
  7. POLIETILENGLICOL (PEG): Es un derivado de petroleo, su única función es su habilidad como potenciador de penetrabilidad en la piel, es decir, independiente del tamaño molecular, los PEGs penetran la piel, y a su vez, ayuda a los demás ingredientes (deseados o no) entren a tu piel. Por lo que al final, alteran la tensión superficial y crean un desbalance continuo en la humectación natural en la piel.

Nosotros en AHAL, nos tomamos muy en serio qué ingredientes van dentro de nuestros productos, dedicamos mucho tiempo en su estudio, su proceso industrial y su impacto ambiental.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.