En Cabo Polonio, lo hippies son los padres.
Sinay, como el monte
1

Hola Sinay, para empezar Cabo Polonio nunca fue hippie, te informaron mal.

Con respecto a lo que te contó C de los “náufragos” estás en un gran error, es el riesgo que corren las personas que repiten conceptos ajenos. En el que no caen las que investigan por sí mismas.

La generalización con la que tratas el aspecto físico de los pobladores de Cabo Polonio es sumamente básica.

Según vos la frescura de la gente que vive acá estaría dada por su origen citadino y “…de vida fácil…”. Nuestro concepto de frescura, no pasa por la tersura de la piel ni por la rectitud de la espalda, pasa más por la actitud de la gente que fue capaz de tomar el desafío de convivir con la “rusticidad” a la que nosotros llamamos NATURALEZA.

Tu discurso denota un sin fin de prejuicios propios y ajenos.

Acá abogamos por la inclusión, son bienvenidos los que tienen casa en Pocitos, los “gringos”, los chetos y hasta los que como tú, se dan el lujo de advertir a la gente evitando la experiencia propia.

Tenes la opinión de C, G y el esposo de N, si te animas a volver serás bienvenida y podrás decidir si llevarte las opiniones del resto del abecedario (de la A a la Z) o investigar más y armar tu propia opinión. Y ahí podremos discutir los defectos y virtudes de Cabo Polonio.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.