Honesto y propio

Desde hace mucho tiempo he estado compartiendo fotos y videos en internet. Algunos de esos contenidos son interesantes y otros son tan ordinarios como fáciles de olvidar. Cada vez que una foto o video llega públicamente a la red estoy intentando comunicar algo. Es difícil publicar siempre material interesante o destacado, crear tu propio material lleva tiempo y recursos (y pensar bien los proyectos). Es fácil copiar y pegar, salir por internet a copiar material de otros o directamente robar contenidos y publicarlos como propios. En mi caso es más que un tema ético, es un tema antropológico, como ser humano y con una impronta, cultura, lenguaje propios, creo que siempre y todos tenemos algo para decir, algo interesante,lindo o vulgar. Quizás ese material propio y ordinario no llegue a las grandes portadas de internet, o sea publicado en por las grandes editoriales. Pero de algo si estoy convencido: que ese material es un reflejo único e irrepetible de tu ser, cada imagen y palabra escrita o dicha, es una marca de ADN que jamás se repetirá, como obra maestra de un gran artista.

Detalle de una fuente en la Alhambra, Granada ©AinaAvata

Para comunicar de forma honesta, también hace falta crear desde adentro hacia afuera. Lo de afuera es el reflejo del adentro. Intentar ponerle máscaras y filtros, es tan solo otra forma de perder tiempo. También estoy seguro que las máscaras y filtros son útiles para embellecer algunas formas de artes y de expresión, pero no para fingir ser otra persona (con excepciones del teatro y el cine). Es por eso que quiero comunicar a través de este proyecto Aina Avata* una forma de comunicación simple, directa y sin filtros. Enfocado más en el mensaje que en la forma, en el contenido, más que en el envoltorio del mismo.

Ya lo dijo Paul Watzlawick (Teoría de la Comunicación) : Todo comportamiento es una forma de comunicación.

Julio de 2017, Dublin

*Aina Avata son dos palabras del idioma finés que de forma independiente significan “siempre” (aina) y “abierto” (avata)
Show your support

Clapping shows how much you appreciated Aina Avata’s story.