Escrito en

11 de abril, 2017

A mi me gusta conversar de todo un poco. Hoy estaba hablando con un amigo acerca de la vida y sobre todo del futuro, me dijo una frase que realmente me hizo pensar en muchas cosas acerca de la persona que soy.

Iba en el bus, un poco desesperada, escuchando música, era una conversación por whatsapp y entre todos mis lamentos y algunas quejas me dijo “pero nada esta escrito en piedra” y es que la mayoría de las veces por no decir siempre me gusta adelantarme a los hechos o velar porque todo suceda rápido o si no como última vía escapar de todo lo que me pueda causar estrés.

Después de que él me dijo esta frase puse todo en retrospectiva, realmente no me había detenido para pensar en mi vida o darle importancia a todo lo que me ha pasado por lo menos los últimos meses (enero-abril) y en verdad lo que dice es cierto, yo no predije o planee nada de lo que me pasado pero he sido la única responsable de decidir si quiero vivir o no el presente como si fuera un recuerdo del que me sienta orgullosa en el futuro.

Y es que últimamente todo me ha sucedido muy rápido, pero es porque he dejado que la vida pase en lugar de pasar por la vida.


Este fin de semana fue un fin de semana diferente, dejé ir sentimientos que aunque todavía me duelen un poco me retenían, cuando dije lo que pensaba me liberé de alguna manera pero a su vez gané tiempo, tiempo personal, tiempo compartido y sobretodo recuerdos que no sé si volveré a vivir una vez más.

De una manera muy personal para mi los recuerdos deben ser construidos de acuerdo a las emociones que queremos sentir en el futuro y para eso necesitamos invertir menos en cosas y más en el tiempo que tenemos en este planeta.

Digamos lo que sentimos (no podemos predecir las reacciones, ni tampoco la manera en la que nos vamos a sentir después), hablemos con personas (dejemos de hablar de nosotros y empecemos por construir conversaciones), conozcamos y respetemos otras formas de vida sin dejar ser parte de ellas (esas vidas), pero sobre todo disfrutemos el presente porque como me dice mi amigo “nada esta escrito en piedra” somos los únicos que podemos escribir lo que queremos vivir y sobre todo decidir la piedra con la que queremos ser recordados.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated María José’s story.