No culpes a la lluvia.

Hoy, en la Ciudad de Buenos Aires, amaneció lloviendo, al mirar la televisión, encontré a los políticos que están haciendo campaña para ser presidentes, culpando a los arquitectos por el diseño de la ciudad, a los gobernadores por los permisos de obras de construcción, a salud por no dragar ríos, ¡Bah¡ todo mundo es culpable de algo menos el que esté hablando en ese momento.

Sin querer o queriendo empece a cantar el estribillo de esa canción… de Michael Jackson pero que en español interpreta Luis Miguel o de quién sea, el caso es que auto reflexionaba de lo triste muy triste que es ver la tragedia que viven miles de familias y en lugar de hablar de planes de prevención de algo que es seguro se repetirá, solo escuchamos como se buscan culpables de lo que pasó pero no se busca prevenir.

Esa palabra a la que en nuestra amada Latinoamerica se le tiene pánico; es mejor apagar el incendio que prevenirlo, ridículo pero cierto y entre culpables reales o ficticios nadie culpa a la lluvia…

No culpes a la lluvia….