El pelotón del Giro, entre la naturaleza./ CC Engie Italia Flickr

Apuntes del Giro d’Italia 2016

Etapa 10: Campi Bisenzio - Sestola

Cafeína y coñac

Fernando Alcalá-Zamora

Una vez más, ha vuelto a suceder. Tambores de guerra, estandartes rasgados y nubes de pólvora. Y nosotros los locos, un destacamento hecho jirones, en mitad de la nada.

A un lado y al otro, desconcierto. Aquí, sin dios ni rey al que defender, silencio. Persiste el fragor de la batalla; llegan noticias entrecortadas: el Sky ha quedado descabezado, Mikel Landa dice basta, está volviendo a pasar.

No existe escapatoria, es mejor aceptarlo así. Tampoco queda crédito que tirar, ni excusas a las que apelar. Palidísimo y sudoroso, Landa, nuevo expediente a desentrañar.

Llega la versión oficial; el equipo cientifico-médico canta victoria: “lo de Landa es enfermedad”. Es el ciclismo y es el peso con el que ha de cargar. Un deporte tan bello, quizás, estaba obligado a mancharse de barro, de sangre congelada, de cafeína y coñac.

Ya se aleja el tumulto
los susurros se extienden por la ciudad.
Es imposible contener el rumor
mas la revuelta no estallará.
Ha vuelto a suceder, sí
aunque sin cafeína y coñac.
Mikel Landa, rey caído
este deporte no cambiará.
Otro clavo en el ataúd./ © Giro d’Italia
Like what you read? Give Fernando Alcalá-Zamora a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.