La primera caída del Imperio Coreano


Hablar de Corea del Sur en League of Legends es hablar de dominación, de un imperio forjado a base de esfuerzo y gran infraestructura para que genios del trabajo muestren al resto del mundo como ganar. O al menos así ha sido hasta ahora. Ayer fue un día que será recordado por muchos en el futuro como el día en el que un imperio mostró no ser invencible, el día que servirá para cuando alguien vuelva a vender la piel del oso antes de cazarlo, el día en el que Corea fracasó.

El verdugo no fue otro que el, a priori, peor equipo del torneo: World Elite. El último clasificado de la LPL china mostró ayer un nivel superior al que han tenido acostumbrados a los espectadores y expertos de la competición. Además resulta que el principal causante de esto fue curiosamente un coreano, Spirit realizó unas partidas dignas de mención en las que se reflejó el potencial de este jugador y la distorsionada preparación que ha tenido GE Tigers durante toda la LCK.

Y es que tras el éxodo coreano, sobre todo hacia China, muchos hemos sido los que nos hemos preguntado cuanta fuerza ha perdido Corea respecto al resto de regiones, y cuanta ha ganado China al recibir a los mejores de la última temporada. A día de hoy y con toda la información de LCK, LPL, y con el torneo de este fin de semana, sigo considerando a Corea la región más fuerte. Pero con un grandísimo punto débil que les ha costado este torneo y puede costarles los siguientes: la jungla.

Corea perdió a muchos jugadores en muchas posiciones este invierno, pero lo que más se ha notado ha sido la jungla. KaKAO, Spirit, DanDy, Swift, H0R0… 10 de los 16 junglers de OGN Summer se marcharon, incluyendo a los mejores de la región. Watch continúa en Corea, pero ya se le ha buscado un sustituto en Peanut y lo normal sería ver como pierde protagonismo con el tiempo. Así ha pasado con Wisdom en IM, y podría pasar con Bengi en SKT T1 con la llegada de T0M.

Reignover o Rush, jugadores importantes en sus regiones, ni siquiera estuvieron presentes en la OGN Summer.

Todo esto ha derivado en un gran vacío en la escena coreana, llevando a equipos como KT Rolster y CJ Entus a cambiar de rol a sus jugadores por la falta de competencia. Y esto ha causado un grave bajón de nivel a corto plazo.

Esta falta de práctica y de preparación contra equipos en los que el jungler es el jugador clave se notó ayer en demasía. Falló GE Tigers en dejar Rek’Sai abierto en el último partido, igual que falló en el segundo y CJ antes dejando Jarvan. Los 3 fueron firstpick de World Elite. En partida, los primeros 15 minutos de Spirit con Jarvan contra GE Tigers son una delicia, controlando a Lee en todo momento y reaccionando muy bien a cada acción que realizaba el jungler del equipo coreano.

Al minuto 15 Spirit tenía 62 de farm por 42 de Lee, había conseguido tirar él sólo la torre de mid mientras que Lee tiró top con ayuda del midlaner y el support. Y algo determinante más adelante en la partida, había conseguido 2 dragones. World Elite con Spirit como protagonista conseguían todos los objetivos y realizaban distintos asesinatos para evitar totalmente una batalla grupal entre ambos equipos, algo que podría salir muy mal para WE dado el power spike de mid game que poseía GE Tigers con Rumble y Corki.

La tercera partida de la eliminatoria enseñó todas las carencias de la preparación de GE Tigers y de la diferencia abismal que hay entre dos junglers más allá del equipo al que pertenezcan. Spirit volvió a disponer de todo lo que quiso.

Y es que hablar de la jungla en el parche 5.4 es hablar de dos campeones: Rek’Sai y Nidalee. Y si encima Rek’Sai es hoy en día el campeón más importante en China, y te enfrentas a uno de los mejores junglers de la región, dejarle Rek’Sai no debería ser una opción. Lo fue. Pero bueno, ante el Rek’Sai de Spirit podría haber algún plan, o alguna forma de controlarlo para que su impacto fuera menor. No fue así, GE Tigers tuvo un control pésimo de la jungla rival, que dejó a Spirit campar a sus anchas con un campeón como Rek’Sai.

Cometer estos errores de dar tan poca importancia a un jungler en la LCK pueden pasar. Bengi o Chaser no son capaces de echarse el equipo a las espaldas como lo hace Spirit, y ni Jin Air ni SKT T1 han considerado basar su estrategia en torno a ellos valorando los recursos de los que disponen.

En conclusión, la primera gran derrota de Corea como región en League of Legends se ha debido en gran parte a la preparación de sus equipos para este torneo. Teniendo dos puntos clave.

El primero ha sido la falta de conocimiento de los rivales. Ninguno de los equipos coreanos ha desarrollado una estrategia en base a lo que se ha podido ver de World Elite, empezando por una muy pobre fase de picks y bans para contrarrestar las mayores amenazas del equipo chino.

Y el segundo punto es el más preocupante. Ya no es algo relacionado con la actuación, es sobre la capacidad de una región respecto a un rol. Y es que el jungler en Corea ha quedado relegado a una posición de gregario que carece tanto de protagonismo como de recursos.

Estos dos puntos sumados a la gran actuación de World Elite con un Spirit estelar han sido las causas más importantes de esta debacle coreana.

Fuente de las fotos: Flickr de Riot Games y ESL

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Carlos Obra’s story.