Trump en México

Sobre esta pequeña y barata reunión:

En este mundo lleno de peligros cercanos a conductas intolerantes como los radicalismos, totalitarismos, discursos altamente racistas y xenofobos, las personas que participamos de la opinión pública (reconocida o no) nos reconocemos dentro de la tendencia tolerante de absolutamente todas las ideas. Hasta el momento no veo el resultado positivo de esto, así como en este país se pide el respeto por las ideas religiosas, lo cual se lleva a cabo, no así las necesidades de las minorías vulnerables¿Cierto? no cabe dentro de este circulo falso y políticamente correcto en donde pretendemos merodear.

Esta claro, pocas veces se impide la llegada al país de cualquier persona (legalmente) quienquiera que este sea, tenemos una buena política de respeto por los extranjeros, tampoco esta en duda que no importa las políticas que apliquen dentro de sus respectivos países, los políticos que se acercan al gobierno mexicano, son recibidos para compartir las ideas que nos hacen compatibles. Viva la inclusión, claro que sí. Pero, recibir a la personas que por su condición de white man ataca a todo lo conceptualizado como extraño, es el peor error que ha cometido México en cuanto a política exterior, es legitimar el hecho de que no importa si tus ideas contrarias a la dignidad humana, sino que ademas te recibo con las puertas abiertas cuando aun no tienes un cargo público que justifique la discusión. ¿Esta México aceptando la elección de este personaje? ¿Esta aseverando que no importa cuan nefastas y peligrosas sean sus ideas aun queremos ser sus amigos (sirvientes)?

En estos tiempos donde cada vez toman mas relevancia en lo público discursos de odio, estos deben de ser revelados como tal. Odio es odio y nadie debería de ser tolerante ante ello, nadie debería de tolerar a quien propone no solo dentro de su país la regresión de derechos civiles, sino también en el exterior.

Error de los graves, por lo tanto reprochable.