Monterrey 2.0

Fotomontaje del centro de Monterrey, superponiendo las edificaciones construidos en otros municipios, donde no existe red de transporte masivo. Haciendo un imaginario de cómo sería la ciudad bajo una planeación-desarrollo con mayor sentido.

Últimamente (y lo festejo) ha estado en la voz pública el tema de la calidad del aire en el Area Metropolitana de Monterrey, algunos culpan a las pedreras, otros a las industrias en general, y tienen razón, pero en bajo porcentaje. Ya que las principales emisiones de contaminantes provienen de nuestros automóviles. Lo cual nos convierte en cómplices silenciosos de esta situación.

Pero porque usamos tanto el automóvil?

Hemos generado ciudades ineficientes, que hacen que sus habitantes gasten 2 horas de su tiempo en traslados, hemos puesto un transporte público masivo cómo son las 3 líneas del metro y la ecovía. Pero es en San Pedro donde se construyen los grandes atractores de empleo, y a la falta de infraestructura peatonal, ciclista y de un transporte público eficiente las vialidades de este municipio colapsan.

Es momento de pedir que se respete la planeación urbana y y sus instituciones en las administraciones públicas. Es momento de ver las consecuencias cómo lo son la calidad del aire, la congestión de las vialidades, el cambio climático, entre otras PERO REMARCAR SUS CAUSAS: ¿Que ciudad queremos y cómo la estamos construyendo?

Acá les dejo una postal que nos enviaron de un mundo paralelo, dónde el centro de Monterrey concentró los principales desarrollos metropolitanos, sus líneas del metro funcionaban perfectamente para los que venían de otros municipios, pero la mayoría optaba por vivir ahí mismo, ya que además del empleo, tenía cafés, restaurantes, banquetas amplías y arboladas, salían con familia y amigos a los parques, donde había actividades culturales, recreativas, deportivas y comerciales, estas últimos ayudaban con sus impuestos para mantener los parques.

Atrás de la postal se encontraba éste texto que también se los comparto:

“Acá una postal de mi hermosa ciudad, he viajado a otras ciudades el mundo pero la verdad que no tengo razones para envidiarlas, acá hago mi vida perfectamente puedo vivir y convivir con mis seres querido, el trabajo es muy competitivo a nivel internacional y los parques y plazas que se construyen últimamente, me provocan unas ganas de no salir de ellos. Vivo muy feliz acá y no me imagino otro Monterrey posible, les mando un abrazo hasta donde estén”.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated ALEJANDRO MARTÍNEZ’s story.