DECLARACIÓN DE UN TROTAMUNDOS:

Los que vivimos en Alemania, debemos entender que somos asquerosamente ricos.

Subsecuentemente, me referiré a Alemania. Aquí vivimos nuestra socialización dentro de una bola de cristal donde está nevando tremenda seguridad. Comparado con el estándar global, realmente tenemos de todo y mucho. Y dicho eso, nuestro “Todo” ni siquiera está limitado a algunas veces, pero lo es en un flujo constante e ilimitado. Así que por mucho que nos parezca normal, déjenme esperar un momento y mirar atrás:

Nacido en 1987, contemplo lo siguiente como una persona joven criada en los 90. Todo el que ahora tenga unos 28, será capaz de relacionarlo. Los niños de ese entonces crecimos en una muy exclusiva zona de confort.

Durante éste tal vez único tiempo, el cual fue caracterizado por una prosperidad extrema, fuimos capaces de disfrutar la libertad de crecer en paz y armonía. ¡Un regalo increíble! Desde el punto de vista de ése tiempo, pero seguramente y más aún desde el punto de vista actual.

Aquellos que no se han tomado éste hecho en su corazón todavía — Usted se desplomará cuando viaje por el mundo. ¡Garantizado! Sólo corto y crujiente, mantén el panorama en mente, porque algunas veces ayuda a apreciar la abundancia de placeres que presenciamos en éste país.

Recuerde lo increíblemente rico que ya es — sin siquiera haber levantado un dedo:

  1. (¡¡¡) Limpieza (!!!) tomar agua potable de todas las tuberías y agua caliente si la quieres — gracias a una caldera.
  2. Suministro de energía seguro — 24/7 y en cualquier lugar.
  3. Comida en todas las formas imaginables, como lo son frutas, vegetales, huevos, leche, carne, etc. Su panadería, confitería o carnicería se encuentra abierta casi todos los días de la semana.
  4. Tiene acceso a transporte público seguro (Local, regional y nacional) — además que se consigue en precios asequibles.
  5. Preescolar, escuela primaria y otras instituciones educacionales — Gratuitas — Se encuentran firmemente ancladas en el sistema social.
  6. Usted se beneficia de los servicios de salud a través de los hospitales / clínicas en los estándares más altos con expertos en todas las áreas.
  7. Usted vive en un país con una variedad de nacionalidades que lo hace culturalmente diverso.
  8. Hay igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos — independientemente de su nacionalidad, procedencia u origen.
  9. Igualmente, hay muchas oportunidades de trabajo en todas las áreas — Ya sea con un diploma o certificado de culminación de escuela secundaria.
  10. Alemania ofrece un sistema dual de formación profesional: Un paquete que incluye un pago mensual, un contrato de trabajo y asistencia de sanitaria.
  11. Usted puede disfrutar de los días feriados de la banca pública, vacaciones pagadas y asignaciones especiales como el pago de bono nocturno.
  12. Vivir en Alemania significa acceso a manutención de hijos, prestación parental, subsidio por desempleo y bienestar social para personas necesitadas.
  13. También tiene la oportunidad de adquirir experiencia internacional en Europa o en el extranjero en América a través de escuelas, universidades o instituciones privadas.
  14. Tiene libertad de expresión, libertad religiosa y vida libre en general. Aparte de esto, puede sentirse seguro y no necesita estar ansioso por su futuro.

“Sin embargo, eso es muy común.”

Eso es lo que pensábamos sin lugar a dudas. Y así es como vivíamos. Ya sea en el salón de clases o en nuestro tiempo libre, tomamos una cosa por sentada: El alto estándar de vivir en nuestras vida cotidiana fue lo que consideramos nuestro derecho de nacimiento desde el primer día.

Lento pero seguro, nos enseñaron unas terribles pocas notas laterales acerca del “Tercer Mundo” e introdujeron las guerras, hambruna y otras formas de sufrimiento en el mundo — Pero sólo en teoría.

La multitud cercana a nosotros prácticamente siguió el nada más allá, alias “Sueño Americano” y empezamos a quejarnos de nuestro aburrimiento, nosotros los niños silenciados con un trato. La sonrisa en nuestras caras igualmente estaba sólo a un Marco Alemán de distancia. Por supuesto, nuestros padres y maestros que no lo sabían, no eran los culpables, ya que su tarea principal no era cumplir con el papel de poseer nuestra educación, sino la implementación de nuestros planes de estudios.

Todos tenemos la culpa. “No sabíamos nada mejor” es la línea final honesta, que frecuentemente es dibujada por padres y oficiales. Una triste lección. Pero por favor no olvide que una lección es también una oportunidad de aprender de ello en el futuro. Me gusta llamarlo: El reto de siglo 21 — Hacerlo mejor.

Tieda del Tercer Mundo — Que término más asqueroso

Bien, alrededor del maravilloso milenio surgieron algunas nuevas tendencias como orgánico/ecológico, los sellos Fairtrade y Demeter. Las palabra “Vegano” y “Vegetariano” se hicieron más comunes y no sólo era en el campo de la nutrición donde estaba ocurriendo algo. Incluso el yoga y la armonía de espíritu, cuerpo y naturaleza marcaron las nuevas tendencias, atrayendo a una audiencia cada vez mayor.

La curiosidad del público general aumentó y muchas personas siguieron su ejemplo. Los curanderos, seminaristas de reiki y cursos de Feng Shui surgieron como hongos. Los que querían ganarse la vida de la nueva tendencia, llenos de esperanza, optimismo y anticipación, hicieron su entrada en las Páginas Blancas. — Sin embargo, más que todo para terminar esperando ser encontrados.

Así que en aquel entonces, era más bien un escenario extraño en nuestra vida cotidiana donde nos cruzáramos con ciudadanos que estaban orientados hacia la sostenibilidad y vivían su vida conscientemente. E incluso si eso ocurriera, entonces levantaríamos nuestra antena y los recortamos con preguntas. Pero ¿Después de todo, con qué frecuencia preguntamos, sólo para reírnos de éstas personas a sus espaldas?

“Cariño, mi compañero de trabajo es vegetariano”

En aquel entonces, este tipo de pioneros, que con más frecuencia también se convirtieron en un personaje, no encontraron tal reconocimiento. Tampoco reconocíamos su estilo de vida sano y su sentido de sostenibilidad. En vez de eso, usamos estos ejemplos individuales, que más a menudo parecían simplemente deducirse de una manera pacífica y tranquila, como material de conversación en nuestra ronda de galletas.

En lugar de reconocer el valor real que esas personas añadieron, la gente se reía de ellos. Vamos atrás unos 15 años: en lugar de compartir, reparar o dar, fuimos conducidos en todos los niveles de los medios de comunicación a — si, claro: comprar. Aquellos que no estaban jugando el juego o querían pasar su única vida de una manera más consciente, sostenible, silenciosa y mínima, fueron simplemente ignorados y etiquetados. “Él es tan eco…”.

Pero en el mercado de hoy, optamos por productos orgánicos en vez de los convencionales

Lo que hoy es considerado como cumplido sincero y como estatus en las redes sociales, antes era destinado a ser despectivo. A pesar de que “Más, más alto y mucho de todo” todavía sigue siendo el tema central que domina la publicidad, el mercado “No soy estúpido”, el cual fue creado por un comercial dirigido por el gran proveedor de electrónicos Mediamarkt, ya no hará el truco.

La sociedad actual tiene un carácter colectivo cada vez más resistente. Y principalmente es más sofisticado que en el pasado. Queda por ver si este desarrollo también va de la mano con un nivel de conciencia mayor. Sin embargo, hoy en día se necesita mucha más creatividad para crear nuevas necesidades.

Para ser honesto: ¿Quién en el mundo en algún momento se preocupó si eran niños los que estaban ensamblando electrónicos en las fábricas chinas y que nuestra ropa se produjera en Bangladesh? Porque en nuestra vida cotidiana, flotábamos sobre el día — “Negocios como siempre”

No importa si éramos jóvenes o viejos, si éramos recién llegados o si ya habíamos emigrado años antes. No importa si nuestras generaciones habían tenido sus raíces éste país ya por generaciones: Nuestro desenfrenado conglomerado consumismo y su avaricia ilimitada reflejaban nuestro verdadero espíritu de la época. Eso era de lo que se trataba.

Tener un trabajo, ganar dinero, comprar nuestra felicidad — y mejor no pensar demasiado en cómo realmente vivimos nuestras vidas. Esto funcionó bien, porque simplemente estábamos bien económicamente, de hecho, estábamos tremendamente bien — Awww, simplemente maravilloso- Seguramente, estábamos mejor que cualquiera. Lo sé por hecho — después de haber viajado por países como India, Bangladesh y Nepal.

El consumismo a menudo nos satisfizo — temporalmente

Todos por favor siéntanse libres de dudar acerca de mi testimonio. Estoy absolutamente convencido de que de nuestra población literalmente está en un constante estado de shock. Y como resultado, en cierto modo está extremadamente paralizado. Paralizado en el sentido de entumecido, provocado por una sobredosis artificial.

Ya no es suficientemente receptivo y por lo tanto ya no es tan fácil de satisfacer. Quizás el consumismo superficial de las últimas décadas nos ha satisfecho temporalmente, obviamente la felicidad no duró, en ningún nivel. Muchos de nosotros tenemos el problema de que el consumismo disponible ya no hace nada por nosotros — y nos deja insatisfechos.

El consumismo materialista se convirtió en un hábito. Un cambio estaba por llegar. Duró mucho tiempo, hasta que una distinta minoría con valor, paciencia y resistencia, se levantó contra un pueblo dividido — pero al final ha llegado el cambio.

Un golpe de onda bastante palpable y que corrió a través de todas las clases sociales. Y la pequeña minoría extrema de entonces demostró claramente que un paso hacia la sostenibilidad consciente no era un retroceso sino que podría ser un paso hacia adelante. Estos hechos reflejan no tanto su riqueza individual, sino más bien la de toda una sociedad.

La corriente principal del país estableció metas de vida más saludables

A pesar de que esta declaración puede ser cuestionada, sigue siendo un resultado de mi viaje de casi cuatro años a través de Europa y Asia. Hoy en día, un estilo de vida más saludable se arraiga mucho más fácil de lo que era el caso hace unos 20 años.

Especialmente en Europa, y definitivamente muy suavemente en Alemania — uno de los países más ricos del mundo. Por cierto, ahora sólo una minoría aún se ríe de los curanderos, profesores de yoga y poderes de auto-sanación. El deseo de productos orgánicos y con sello fair en línea con la nutrición consciente se ha establecido en casi todos los lados — sea entre las personas ricas, las más ricas o las extremadamente ricas en éste país.

Mantenga el “Soy rico” como un recordatorio constante

Qué más sirve un símbolo para la riqueza colectiva, la conciencia de una nación entera de un estilo de vida más saludable. Desde mi punto de vista, de niños experimentamos un desarrollo realmente positivo el cual seguramente puede menospreciar las nuevas tecnologías en éste país, entre otras cosas.

La interconexión gracias al internet, marca la puerta a enormes posibilidades: Tener comunicación directa, intercambio general de conocimiento o simple información — en tiempo real — Por lo tanto no vendrá como una sorpresa real para el resto del mundo, que también anhela por los mismo estándares.

Porque es muy obvio para todos. Y especialmente recientemente, todos los ojos se dirigen hacia nosotros o se están moviendo en nuestra dirección. A veces, voluntariamente, pero en muchas ocasiones es también el resultado de una situación difícil sin esperanza y sin elección ninguna, porque la gente emprende un viaje a Alemania. Para muchas personas, un hogar como Alemania simboliza una prosperidad enorme– Además de ello, ¡Seguridad absoluta!

En los próximos años, nuestra riqueza será redefinida. No sólo en cuanto a nuestros fondos y bienes, sino más bien en cómo manejamos todos los retos por venir y cómo eventualmente los manejaremos. Porque dinero y bienes usualmente no vienen con una garantía de valores morales, y definitivamente no garantizan el amor fraternal por defecto.

La siguiente afirmación puede sonar un poco pretenciosa, pero:

Todo el mundo está servido en una bandeja de plata para usted.

Las bendiciones de nuestro tiempo y tu destino individual abren camino para formar parte de una minoría que se baña en oro. La zona de confort en la que usted vive, es única, y es una que sólo un porcentaje de un dígito de la población mundial puede tener la suerte de siquiera tocar. La conciencia de éste hecho debería convertirse en su nuevo fundamento.

Mejor, internalizar su riqueza actual lo antes posible. Dado que en su viaje alrededor del mundo, ésta realidad golpeará constantemente a su puerta — y tendrá que enfrentarla. Por favor prepárese bien — mentalmente.

Por cierto, antes entré en detalles en mi retrospectiva personal en lo que fue consumida nuestra sociedad pasada. Probablemente ya se está preguntando “¿Por qué?” Porque tarde o temprano, probablemente también regresará a casa.

Al regrasar a casa, muchos trotamundos tienen problemas con los retos de la vida cotidiana y el regreso a la realidad. Más tarde voy a revelar algo sobre mi regreso a casa. Podría ser experimentado de manera diferente por todos y cada uno. Sin embargo, muchas veces el regreso está conectado a algunas ideas brutales e inimaginables.

Al principio, muchos de nosotros sabemos exactamente a dónde ir en nuestra primera aventura de por vida. Sin embargo, al cruzar la línea de meta, a menudo hay una falla de comprensión real de dónde venimos en primer lugar.

Alexandros Tsachouridis Mondon
www.alealife.tumblr.com

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Alexandros Tsachouridis Mondon — AleaLife’s story.