Salchi Pensamientos corto Hipocampas 12

Cómo entraron la anti-aérea 
Un ejército de afamados y reconocidos tragasables y escupe fuegos, fue reclutado por el servicio secreto al mando de no sabemos quien. 
-Pero, disculpe que le repita el título, ¿cómo entraron la metralleta, cómo? 
-Muy fácil, señor. Las municiones fueron habitantes del organismo de cada tragasable-escupefuegos que funcionó como cargador. 
-¿Y la Gran Ametralladora? 
-¿Ustedes no vieron pasar gente de andar un tanto robótico, muy panzona, en remerita y ojotas? 
-Ah, sí… A esos no los revisamos porque estaba a la vista que no podían esconder armas.

Cuando un periodista encuentra distendido, alegre y satisfecho a un gobernante es porque se han excedido en el pago de sus servicios como propagandista; Eso, sin olvidar su flojera mental para destacar semejantes y asquerosas virtudes.

La puerta y sus ruídos malvados 
El periodista, crítico experto en músicos contemporáneos y criminalística variopinta, entró a la casa de Juan Roberto Pic ‘Aporte y descubrió su secreto. Al abrir el portón de entrada, eléctrico pero vetusto y más oxidado que las neurones de quien escribe, escuchó una hermosa melodía. Bueno, hermosa… bonita. Bastante bonita, ponele. Linda para lo que es el género, para ser sinceros. Bueh, un sonido asqueroso pero con cierta y lejana justificación matemática de ultramar. 
-¿Es cierto que usted no sabe o no se le ocurre componer? 
-Le contaré mi secreto, es la puerta de entrada la que compone; Yo, sólo le pongo el oído y tomo nota. 
PD:Ahí fue cuando el crítico descubrió su secreto, a las pocas horas de la confesión del músico.

Dar puntos

También te puede interesar…

Alojado en Wiroos

Esta acción es solo para usuarios de Taringa!


Publicado originalmente en www.taringa.net .