#FoodRevolutionDay


Escuché por primera vez sobre Jamie Oliver por un programa de cocina que solía ver mi abuela. Desde entonces he seguido las campañas y luchas de este chef británico para que la gente coma más sano. Su última campaña es #FoodRevolutionDay, una petición a los gobiernos para la educación alimentaria obligatoria. https://www.change.org/p/jamie-oliver-te-necesita-para-luchar-por-la-educaci%C3%B3n-alimentaria-en-los-coles-foodrevolutionday

Cuando leí sobre esta campaña sentí vergüenza como alegría. Me sentía hipócrita al firmar para esta causa cuando a veces en mi semana consumo comida no saludable: una hamburguesa con mucha mayonesa o alguno de los producto de frito lays.

Pero esta es una causa que merece apoyo, debíamos ser capaces de cocinar algo fácil, nutritivo y delicioso, y no contentarnos con comida que nos hace daño porque tiene más sabor.

Si a los pequeños se les acostumbrara a comer saludablemente y también se les enseñara a cocinar algo práctico, nutritivo y delicioso conforme van creciendo, sus vidas serán muy distintas a las nuestras y los índices de obesidad infantil y diabetes disminuirán. El mejor ejemplo que puedo dar es Mikaela, hija de mi prima Lena, la pequeña no pasa de los 2 años y es la bebé más hermosa y adorable del mundo, pero ese no es el punto. Mientras comíamos pizza, ella le arrancaba los tomates de la pizza vegetariana de su mamá para comérselos con gran alegría. Yo estoy a días de cumplir 17 y aún le huyo a los vegetales.

Que los niños aprendan a cocinar y a comer mejor es lo que plantea Jamie Oliver con #FoodRevolutionDay, si también crees que esto debería enseñarse en las escuelas firma en https://www.change.org/p/jamie-oliver-te-necesita-para-luchar-por-la-educaci%C3%B3n-alimentaria-en-los-coles-foodrevolutionday. No te desanimes porque nuestro país no está en la lista G-20 de los países que tendrían que hacer esto, ni tampoco digas que de por sí la educación no es buena y que ni en broma se lograría este programa. Si hacemos que la gente preste atención a estos temas y logramos un cambio en la percepción de la gente la posibilidad de este tipo de programas en nuestro país irá creciendo.

Pero no solo a futuro, también a presente, los que tenemos malos hábitos podemos irlos domando y cambiando de a poquito. Yo por ahora me plantearé reducir el número de papitas, doritos y todo aquello, de paso que ahorro. Así como sacar una verdura de la lista de las que no me gustan-no consumo.

Like what you read? Give Allisson Merino a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.