Texto comentado de un sorprendente, por su contenido, correo electrónico enviado a parte del profesorado de la ULL por la coalición sindical que tiene la mayoría de delegados en la Junta de PDI de esa Universidad.

A TODO EL PROFESORADO
Compañera, compañero:
Antes de que iniciemos nuestras cortas (un mes, tal y como se establece en el Estatuto de los Trabajadores para todos los colectivos) y merecidas vacaciones veraniegas queremos hacer las siguientes consideraciones.
1. En este último cuatrimestre, primero con la firma de los rectores de la ULL y la ULPGC de un documento conjunto con la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, y más recientemente mediante la comparecencia de ambos en el Parlamento de Canarias, hemos podido comprobar que por parte del Gobierno autónomo y sus apoyos parlamentarios aún persiste la fea costumbre de aprovechar la oportunidad de un necesario incremento presupuestario de las universidades canarias para entrometerse en la autonomía universitaria y tratar de imponer arbitraria y caprichosamente una serie de condiciones (parece que aceptadas por los Rectores de ambas Universidades al firmar ese documento que se menciona y de cuyas implicaciones para el futuro de nuestra Universidad no se ha informado adecuadamente a la comunidad universitaria). Así ocurrió en su día con los complementos retributivos y así se pretende hacerlo ahora con el conjunto de las titulaciones universitarias y con lo que han llamado, eufemísticamente, “racionalización de las plantillas de PDI” (terminología que emplea nuestro propio Rector en sus declaraciones a la prensa, ¿sabe algo que los demás ignoramos?). Ha hecho bien el Rector de la ULL en declarar nuestra autonomía como universidad. Pero, por si acaso, y así se lo hemos hecho saber al Director General de Universidades (¿y al Rector y su equipo?), la representación sindical del PDI estará vigilante a partir de ahora frente a cualquier tipo de intromisión en el ejercicio de nuestro derecho y competencia para decidir en materia de orden académico, y muy particularmente en la defensa de la actual plantilla del PDI.
2. No podemos pasar por alto el malestar generado estas últimas semanas por la desorganización y el retraso producido en los departamentos en relación a los PODs y la elaboración de las guías docentes (¿Donde estabáis metidos hasta ahora?). Sí queremos, no obstante, hacer las siguientes puntualizaciones. En primer lugar, la negociación con la representación sindical ha seguido la pauta establecida con el propósito de ir mejorando cada curso las condiciones laborales y académicas del PDI (Sois unos genios negociando, ¿cómo se mejoran las condiciones laborales consintiendo que se reduzca el número de grupos en las distintas actividades, con el consiguiente aumento de alumnado en cada uno de ellos y la elevación de la ratio alumno/a-profesorado?. ). Esta negociación de cara al próximo curso fue realizada en tiempo y forma más que suficientes. Por tanto, la desorganización y el retraso posterior de los PODs y las guías docentes no son imputables en ningún caso a dicha negociación y obedece a causas y circunstancias sobrevenidas (¿inundaciones, terremotos, o falta de previsión de los responsables?. Que estáis haciendo uso de un canal interno. Un poquito de realidad). Estas otras causas ya tendremos ocasión de tratarlas entre todos para que no vuelvan a producirse en el futuro. (¿Vais a hacer un seguimiento del dispar tratamiento que ha hecho el VOAP de la aplicación de las directrices, negociadas según vosotros, para la realización de los POD, negociando otra vez con Centros y Departamentos por separado?).
En segundo lugar, queremos en tal sentido hacer un llamamiento a la responsabilidad de todos (insistimos: de todos) para dejar de acudir a los medios de comunicación propagando ante una opinión pública cada vez más confusa y perpleja nuestras opiniones y diferencias de orden académico (¿A quién representáis?. ¿A los que crean el caos o a los que lo sufren?). Nada positivo podemos esperar para la universidad de las noticias aparecidas estos últimos días en la prensa (Os referís por supuesto a la supresión de titulaciones adelantada por algún vicerrector). Tenemos los suficientes medios y foros internos para ejercer la crítica y resolver a nivel institucional nuestras discrepancias sin dañar nuestra propia imagen y prestigio como institución académica. Mantengamos la necesaria cordura universitaria (¿Patriotismo ULL?. Esto suena a algo dicho por nuestro Rector en la prensa. ¿Sindicalismo vertical?. Empecemos por no retrasar innecesariamente procedimientos más que establecidos en el seno de nuestra Universidad desde hace años. El retraso solo es imputable al vicerrectorado competente y lo sabéis).
3. A nivel de los departamentos, parece oportuno también, dejar establecido el sentido del Reglamento de Venia Docendi que en su día fue negociado con la representación sindical (Y que el actual Vicerrectorado de Ordenación Académica y Profesorado –VOAP- ha desvirtuado completamente, dejando en papel mojado lo que se entiende por venia docendi). El objetivo primordial del mismo no respondía a cubrir necesidades docentes, sino a los méritos de práctica docente de los jóvenes becarios pre-doctorales (léanse las convocatorias de las becas, ahora contratos, y verán que se trata de formación docente, no meramente de impartir docencia, para lo que no hace falta la figura de venia docendi. Otra cosa es que se esté usando para evitar que el profesorado encargado de supervisar esa actividad formativa reclame el correspondiente reconocimiento. Ya estáis tardando. Otra cuestión es la situación de los contratados vía programas Ramón y Cajal y Viera y Clavijo. Perdón, que eso es del Comité de Empresa de PDI, que no controláis), extendiendo ese derecho a un conjunto de becas antes no contempladas, así como a algunos profesionales externos. Por otro lado, se trataba, y se trata, de superar cualquier práctica de servidumbre y tutelaje, de modo que son los departamentos “una vez oído al tutor-a” quienes conceden y deciden sobre la Venia Docendi del becario, con las limitaciones reglamentarias y la orientación académica oportunas. Conviene que recordemos entonces de cara al próximo curso tanto la letra como la filosofía del reglamento de Venia Docendi. (Y que no se perjudique la certificación de esas actividades por parte de la Universidad, que la ANECA exige esté reflejada en un POD. Es decir, cargada en nuestro sistema de gestión UXXI)
4. Con respecto a las 43 nuevas plazas de Ayudante Doctor, producto de la actual política de renovación de la plantilla de PDI, negociada y pactada con la representación sindical (y de la que no se ha informado al profesorado, que no entiende porque hay áreas con sobresaturación docente, incluso con los actuales criterios reduccionistas, que no reciben plazas y ven como se otorgan a otras con una dedicación docente que lo justifique), confiamos en que durante el próximo mes de septiembre, dependiendo de la labor de las comisiones de baremación de los departamentos (No olvidemos que el retraso en la resolución de la convocatoria es imputable nuevamente al VOAP, que por no saber coordinar la publicación del Reglamento de Evaluación y Baremación de las plazas y la convocatoria de las mismas, que hubo de anular esta última para publicarla de nuevo. No se os ha oído siquiera protestar formalmente por los cauces internos establecidos, en aras a que la sociedad no se entere de en qué manos está la Universidad. La ciudadanía financia la Universidad vía impuestos, ¿se le niega el derecho a saber qué se hace con ellos?), ya se puedan llevar a cabo las contrataciones de estos nuevos ayudantes doctores coincidiendo con el inicio del próximo curso. 
Nos preocupa, sin embargo, garantizar de cara al futuro las necesarias acreditaciones en la Agencia Canaria (ACCUEE) para las figuras de Ayudante Doctor y Contratado Doctor. Estas acreditaciones son vitales para sostener la actual política de renovación del PDI, y debemos hacer valer su importancia (Recuerden, reconocimiento de labor formativa del profesorado que supervisa la actividad docente en formación de los contratados predoctorales, e inclusión en el POD de los postdoctorales por parte de los responsables de la Universidad, VOAP).
5. Compañera, compañero: De todo lo dicho tendremos ocasión de tratar en la ASAMBLEA GENERAL DEL PROFESORADO que convocaremos con el comienzo del curso. (A ver si os da tiempo a enteraros, de puertas adentro, a qué se ha comprometido el Rector con el protocolo de financiación que firmó, y de paso informáis, lo más privadamente que se pueda, de que va la cosa.)
Los cursos se hacen cada vez más estresantes e interminables y las vacaciones cada vez más cortas (Que se sepa, nunca menos de un mes, que es lo legal. Si alguien entiende que su labor de PDI finaliza con la entrega de las actas de la última convocatoria, se engaña, preparación de clases para el próximo curso, investigación, cargos de gestión de todo tipo, tutela de TFG, TFM y dirección de tesis, transferencia, asistencia a congresos, …). Un factor decisivo que impide resolver esta situación es sin duda, lo hemos manifestado reiteradamente, la tercera convocatoria de exámenes de julio (quizás la que sobra es la de septiembre que se superpone con el inicio del siguiente curso e introduce elementos discordantes en la matriculación, ya que la de julio se realiza todavía en periodo laboral), absoluta anomalía en la ULL respecto al conjunto de las universidades. Ya hemos emplazado al Equipo de Dirección y a los diferentes grupos claustrales a dar con la solución. En sus manos está. (Un poco de labor pedagógica con el alumnado, ¿quizás?. Dejar de utilizar este asunto como arma política, ¿tal vez?)
Por último, te recordamos que tendremos elecciones sindicales a la JPDI durante el comienzo de curso próximo (septiembre-octubre, en breve se publicará el calendario). ¡Gracias por tu necesario e imprescindible apoyo a nuestra tarea de representación sindical! (Para las próximas elecciones parece que se aclara a quien no hay que votar)
¡¡¡Que pases unas felices y “desestresantes” semanas de vacaciones!!! (Esta semana todavía hay Juntas para aprobar horarios. Ya tendremos tiempo de “estresarnos” con el comienzo del nuevo curso. Vamos a ver si no fallan las estimaciones de grupos una vez finalice la matrícula, con la novedad eliminar la obligación del alumnado de matricularse en primer lugar de las asignaturas de cursos inferiores, exceptuando las asignaturas básicas, merced a la nueva Normativa de Progreso y Permanencia, si es que estos se han enterado y se aplica. Igual nos encontramos con la “tormenta perfecta”).
Coalición Sindical, 17 de julio de 2017

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.