El retorno — Poema

Lo mejor de la temporalidad es que es cíclica,

tú temporal, yo temporal, temporal lo todo.

Temporal la presencia y hasta el olvido, el odio, el desamor.

Todo prescribe y se escribe cuando prescribe.

Temporal la inconformidad de saberme mujer y por ende víctima,

incluso cuando me esfuerzo por ser victimaria.

Llega la hora en que la balanza se abalanza

y las respuestas se convierten en preguntas de nuevo.

Quiero merecer tu amor, que no me sirve de motor pero si de arma.

Porque algo tiene tu voz que es como una daga,

me mata.

Pero vuelvo a la muerte feliz, condenada.

Like what you read? Give Amanda Hidalgo a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.