La felicidad

La felicidad, ¿qué es? Todos hablamos de ella, la buscamos, la pensamos, la deseamos, la NECESITAMOS… Y, sin embargo, todos nos hemos hecho esa pregunta en algún momento de nuestras vidas. Desde mi punto de vista, la FELICIDAD se define como un estado mental en el que te sientes bien contigo mismo, con lo que eres, con tus seres queridos, con quien te rodea y con lo que tienes. Pero, ¿SOMOS REALMENTE FELICES? Si lo pensamos bien, nunca estamos contentos con lo que tenemos, siempre queremos más y más. Siempre queremos más ropa, más dinero, un coche, otro par de zapatos, joyas más brillantes, más ostentosas y más caras, hacer ese viaje… Vivimos para querer más y es bonito no conformarse, aunque también es contradictorio ya que, de esta manera, nunca seremos felices del todo.

Sin embargo, la felicidad no reside únicamente en las cosas que se pueden adquirir con dinero. El DINERO no da la felicidad simplemente porque las cosas más importantes no se pueden comprar, véase el amor, el respeto, los recuerdos, los sentimientos… Es ahí donde quiero llegar. No hay nada más bonito que ver fotos antiguas, o charlar con un amigo de la infancia sobre acontecimientos del pasado. Qué bonitos son los RECUERDOS. No hay nada más bonito que vivir de tal manera que recuerdes momentos que te saquen una sonrisa y que los recuerdes junto a las personas que los vivieron contigo. Creo que ese es uno de los mayores placeres que nos da la vida. Sabio es aquel que sabe recordar y mantener.

A veces, me pongo a ver fotos “antiguas” de esas que están al final del Facebook o del Instagram y me siento feliz porque me veo feliz en ellas. Al ver esas fotografías pasan por mis ojos caras muy conocidas y otras quizás ya no tanto, noches de fiesta de las que solo recuerdo pedazos y esa sensación de euforia, recuerdo los sentimientos de amor, pasión, complicidad, las risas… Como he mencionado antes, no hay mayor placer que recordar. Y creo que tengo que añadir algo más a mi definición de felicidad: la felicidad es sentirte bien contigo mismo, con los demás y con lo que tienes y, además, la felicidad es RECORDAR FELICIDAD CON QUIEN TE APORTA FELICIDAD.