Escasez de repuestos aumenta el robo de vehículos

Jairo López, director del Centro de Coordinación Policial de Los Olivos, asegura que el incremento del robo de vehículos y sus partes es debido a la escasez y alto costo de los repuestos automotrices en el país.

Para agosto del 2014 tanto los problemas de liquidación de divisas como la falta de materia prima para la producción de repuestos para carros provocaron un aumento de 85% de robos de automóviles y. sus partes. Aseguró el comisario Argenis Guillén, asesor en materia de seguridad. Actualmente en el mercado nacional. la situación de los repuestos ha empeorado.

El pasado 9 de mayo en horas de la mañana cinco residentes del edificio “El Centro”, ubicado en el municipio Miranda, fueron víctimas del hurto de la batería de sus autos.

Mireya Riera, una de las víctimas del robo, cuenta que a las nueve de la mañana cuando se disponía a ir al supermercado el carro no le encendió, en ese momento fue cuando notó la ausencia de la batería. “El año pasado también me robaron la batería y tuve que comprarla carísima aparte de que me tocó buscarla por todo el país porque no se consigue” añadió Riera. Asimismo, las victimas reclamaron haber hecho la denuncia a la Policía de Miranda y no obtener respuesta alguna.

Los problemas con las divisas y las restricciones aduaneras contra las importaciones tienen consecuencias en el mercado legal de repuestos automotrices. Ricardo Grosbard, presidente de la Federación de Cámaras de Comerciantes en Repuestos del Automotor, señala que el 99% de los autos que se roban son para el desarme debido a que en la actualidad sale mejor vender las piezas por separado y el auto se descarta más fácil así. “Hoy hay desarmaderos que venden puertas a pedido del cliente por color o por modelo, lo que genera que lo autos se roben a pedido”, asegura el presidente.

​Grosbard explica que el delito aumenta cada año debido a que realmente no existen políticas en el país para controlar los desarmaderos y reprimir su actividad ilegal, y las que existen no logran hacerlo con éxito.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.