Trump, Brexit, y PSOE.

La política está cambiando como nunca antes.

Los acontecimientos políticos sucedidos en los últimos meses han sido estallidos mediáticos: la elección de Donald Trump como Presidente, la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea; y en nuestro país, la eventual caída del Partido Socialista. Pero todos tienen algo en común.

Nota: Este post se entenderá mejor si se lee el que publiqué el 1 de noviembre sobre el impacto de la tecnología en el empleo; está directamente relacionado.

Causas

Mucho se ha escrito y analizado sobre estos resultados. Se intenta descifrar por qué movimientos atípicos (populistas o radicales, según el autor)tienen tanto tirón. Hay numerosas causas, pero las más importantes son las siguientes:

  1. El impacto de la tecnología en el empleo. Como vimos en el post al que me refiero más arriba; la destrucción de empleos con tareas intermedias está y seguirá siendo masiva; lo que afecta a gran parte de los votantes de estas opciones. Personas mayores de 45 años sin un grado universitario. (Mirar este estudio del MIT, si se quieren más referencias)
  2. La globalización. Es indudable que un mundo más abierto ha ayudado al planeta en su conjunto a una renta per cápita más elevada. Ha sacado de la pobreza a millones de personas alrededor del mundo, y las clases más altas también se han visto compensadas. La desigualdad es ahora menor que al inicio del efecto globalizador, pero hay una clase media que no ha experimentado ese crecimiento, con un salario estancado.(Mirar este artículo de Luis Garicano, para explicación detallada y más referencias).
  3. Zona de residencia. Los habitantes de las ciudades han visto su renta aumentar mucho más que aquellos que viven en zonas rurales, y esto se incrementará con los años debido al efecto de network (más personas, más culturas, más empresas y el ciclo se repite).

Como respuesta, el surgimiento de ideologías o movimientos tan fuera de lo natural, está a la orden del día. Con ideas comunes como por ejemplo: proteccionismo económico, anti-globalización o anti-establishment. Todas altamente correlacionadas.

Entonces; personas con trabajos que desempeñan tareas proclives a la mecanización, personas que viven en zonas rurales, y personas que han visto su salario estancado durante los últimos 20 años; pueden verse tentados a votar por susodichos movimientos por que no se sienten parte de este mundo del siglo XXI, y su nivel de vida ha quedado totalmente inmóvil. Demandan cambios de 180 grados.

Además, también explican cómo el PASOK griego o el PSOE en España están teniendo graves dificultades para encontrar su zona ideológica hasta una posible desaparición.


Llegamos al final, donde tenemos claro que las ideas están viajando de derecha a izquierda y todos los partidos políticos del mundo occidental están viendo alteradas sus bases ideológicas y morales hasta el punto que muchos piensan ya cómo refundar sus Partidos.

Incluso algunos abogan por una refundación total del sistema, que defenderé aquí la semana que viene.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.