22: Gracias a todos [Repost Nº8–2014]

Mírame a los ojos. Dime que me recordarás hasta el final de nuestro viaje. Abrázame como si nada más importase a nuestro alrededor. Como si las flores nunca marchitasen.

Ven conmigo sin cuestionar mis palabras. Rodéame con tu sonrisa y hazme perder la noción del tiempo. Piensa en el ir y olvida el volver, deja que cada segundo sea eterno.

No somos más que dos gotas en medio de un mar de melancolía. Nada más que un sentimiento que se apaga con el tiempo y nada menos que una intención que varía con las emociones.

Conservar el ayer como un bonito recuerdo, no como un referente de nostalgia. Mirar al futuro con la única certeza del día presente, sin ideas preconcebidas ni promesas que cumplir. Porque al fin y al cabo, nada saldrá como está planeado. Para bien y para mal. Pero sobre todo para bien.

Los suspiros corriendo por mis venas, las dudas asaltando mi mente… y el miedo nublando mi juicio. Y eso es lo que nos hace ser jóvenes.

No importa si vas solo o acompañado, puesto que todo tiene sus ventajas, y no importan aquellos a quienes hayas perdido por el camino, ya que en ti siempre quedará ese momento especial, y eso es lo que cuenta. Porque nada es duradero, piensa en ellos como en auroras boreales: un día aparecen y durante su estancia te brindan momentos de color, pero pocos permanecen para siempre.

Vivir fuera de toda clase de concepciones, reglas, límites o doctrinas. Cometer cada locura digna de mostrar en un museo, errar sin contar con segundas opiniones… esa es la chispa de nuestra vida. La experiencia, bueno… eso siempre llega después…

Por eso, mírame a los ojos. Dime que me recordarás hasta el final de nuestro viaje. Aunque aún quede mucho por recorrer. Recuérdame como aquella persona que conociste en algún momento de tu vida. Porque aquellos días que vivimos aún resuenan en mi mente cuando cierro los ojos al acostarme. Pero la vida sigue, y las experiencias se acumulan en mi corazón como postales de diferentes momentos de mi vida. Como si las flores nunca marchitasen.

Gracias a todos por cada momento pasado. Y los que están por llegar.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Andrew Sunderland’s story.