Cierro los ojos

Al menos cuando te miro el mundo parece un lugar menos hostil.

Cierro los ojos tratando de conciliar el sueño, un sueño vacío, pues cualquier producto de mi imaginación no podrá superar la realidad de tenerte cerca. Cierro los ojos con la certeza de que dormir a tu lado significa descansar mejor, significa posar el amor sobre la almohada, dejar que se enrede entre nuestras pestañas y nos descubra espiándonos en mitad de la noche.

No hay mayor paz que el leve movimiento de tu cuerpo paseando con Morfeo, ni mayor ternura que el vaivén de tu mano buscando aferrar mi cintura en mitad de un mal sueño.

Cierro los ojos, guardando tu temor entre mis brazos, descansando mi piel en la tuya, volando a un sueño en el que estemos tú y yo, exactamente igual que ahora, igual de enredados en el amor.

Like what you read? Give Antonella a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.