Corre

No veo las huellas que dejan mis pasos

Caminando sobre la arena en medio de la ventisca

Y el horizonte distorsionado

Apresurando el paso sin avanzar

El camino difuminado por el humo de las detonaciones

Y a mi alrededor los cuerpos de quienes alzaron sus voces

Con sus nombres tatuados en los muros y en millones de magullados corazones

Todo se va transformando pero solo veo repeticiones

Un bucle de mis propias adicciones emocionales dentro del propio ciclo de la historia

Un contexto en el que mis vivencias poco importan porque hay niños que ya no corren por aquellas tiernas razones

Y veo el fuego que los alcanza, que se los traga y los esconde.

Y no alzo mi voz, ni corro hacia ninguna dirección

Pero mi corazón también se desborda con la tinta de sus nombres.

Photos.ccs
Like what you read? Give Aramis a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.