Has tocado.

Principalmente mi primavera.

Alcanzando cielos despejados de marzo.

Muy pronto la timidez de mis intactos sentimientos.

Fuiste el artesano de una ilusión abrasadora.

Has tocado.

Mi alma, la plagaste de tus huellas que en algunos lugares se tiñeron de cicatrices.

Mi corazón, por acariciarlo y para dañarlo.

Por hilar un nido y dejar los restos.

Has tocado.

Mi confianza, la expandiste hasta límites insanos y la abandonaste en plena locura.

A mi puerta, que antes esperó helada tanto tanto y ahora jamás volverá a estar abierta.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.