Tiendeando con un punto de locura

Pues sí, ¡nos vamos de tiendas! Pero esta vez nos ponemos del otro lado del mostrador. Estamos vendiendo algunas de las creaciones artísticas que estamos haciendo en los talleres de artcycling con motivo de la exposición de las Edades del Hombre que, como seguro ya sabréis, se celebra este año en Toro.

Y como nos queríamos acercar lo más posible al pueblo, hemos abierto una “pop-up store” (o tienda efímera en castellano) en la calle La Corredera (la calle principal de Toro, para los que no lo conozcáis) siguiendo los consejos que nos han dado algunos de los socios del proyecto: un sitio céntrico, muy transitado, no demasiado grande, con un bonito escaparate lleno de distintos productos y, eso sí, ¡lleno de ilusión y con un puntito de locura!

Al poco de empezar con los talleres de artcycling nos surgió esta oportunidad y no lo dudamos. Nos pusimos a crear tapones cerámicos para botellas con dibujos de monumentos del pueblo y las figuritas de la viuda rica y la viuda pobre tan típicas de Toro y que tanto están gustando a los turistas.

Somos los propios usuarios del centro de día de Toro los que nos hemos puesto del otro lado del mostrador para vender lo que hacemos, ¿quién mejor? Así aprenderemos a trabajar en un comercio con todo lo que eso conlleva: atención al público, manejar dinero, colocar los productos, cuidar que la tienda siempre esté en perfectas condiciones, respetar los horarios, etc.

Esta tienda sin duda nos va a dar muchísimas fuerzas para seguir creando durante los talleres de artcycling porque vemos que lo que hacemos, lo que queremos expresar a través de nuestras manos y de nuestra creatividad, le gusta a la gente.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.