Peblo y Pablert en contexto

En respuesta a esto, que afirma que es un fenómeno homófobo.

En los años setenta, mujeres de la comunidad fan de Star Trek empezaron a escribir historias sobre Kirk y Spock, imaginando que tenían una relación romántica, con sexo incluido. A esto se le llamó ficción slash (por la barra de Kirk/Spock), y ha seguido evolucionando hasta hoy en día, filtrándose a muchas otras comunidades fan (por nombrar algunas, la de Harry Potter, Supernatural, Sherlock Holmes, X-Men, Los Vengadores). Existe un subgénero la ficción slash conocido como real person slash, o RPS, en el que la ficción se escribe sobre personas reales y no personajes ficticios (Matt Bellamy y Dom Howard, guitarrista y batería de Muse respectivamente; o Jared Padalecki y Jensen Ackles, actores de Supernatural; o miembros de boy bands como One Direction).

En los años noventa la ficción slash empezó a recibir atención académica: se escribieron numerosos ensayos centrándose tanto en las escritoras como en las comunidades que se formaban a su alrededor, y también haciendo análisis de los textos en sí. Hay varias corrientes de pensamiento e hipótesis distintas sobre por qué existe este tipo de ficción, pero hay cierto consenso en que es un género subversivo. Las comunidades que se generan entorno a la ficción slash están formadas primordialmente por mujeres, y el contenido está escrito primordialmente para mujeres. En la ficción en sí se exploran dinámicas y relaciones diferentes a las que se tratan en la producción cultural de los grandes medios. Se subvierten convenciones sociales y se atacan tabúes; se revierten roles. En algunos estudios se llama a este tipo de comunidades utilizando un término acuñado por Foucault: heterotopías, espacios al margen de la cultura hegemónica; o incluso heterotopías queer.

En su ensayo Pornografía por mujeres, para mujeres, con amor, la escritora de ciencia ficción y teórica queer Joanna Russ argumenta que las creadoras y lectoras de la ficción slash «hacen lo que la mayoría de nosotras no puede hacer en la realidad (especialmente en la realidad heterosexual), es decir, pueden actuar sexualmente siguiendo su propio ritmo y bajo sus propias condiciones.»

La ficción con personajes ya establecidos, sean ficticios o reales, es principalmente creada por mujeres jóvenes fans del material original, con cierto aprecio hacia los personajes o personas. Aunque algunas autoras queer hablan de mercantilización de las relaciones sexuales entre hombres por parte de mujeres heterosexuales, los números no hablan a favor de este argumento: se hizo una encuesta a personas usuarias de AO3 (el principal portal de fanfiction y, por tanto, de ficción slash) de la que se sacó en claro que solo un 30% de la gente que consume ficción slash son mujeres heterosexuales. El mayor grupo demográfico fueron mujeres queer.

Volviendo al recién surgido fenómeno del slash de políticos españoles, creo que hay suficientes argumentos para afirmar que no es bullying homófobo. La ficción slash viene de un contexto cultural de apreciación del material original y las personas involucradas; y en muchas ocasiones también de un contexto queer. Si bien es cierto que en muchas ocasiones se hace cierta burla de algunos aspectos («no te pongas nervioso»), creo que es importante ver que nunca va dirigida a la homosexualidad imaginada de los políticos, sino a defectos reales que las escritoras consideran que tienen. Es una burla de la masculinidad tóxica y del sistema político; igual que una humanización.

Algunos de estos textos están escritos desde la perspectiva de Albert Rivera (creo que podemos estar de acuerdo en que las escritoras no son votantes de Ciudadanos), humanizándolo sin ironía, asignándole sentimientos y dudas sobre si realmente todos sus principios son tan firmes. Muchas historias presentan universos alternativos, en los que los protagonistas no son políticos sino cualquier otra cosa, y se explora cómo serían si la presión mediática de la campaña electoral.

Otros, incluso, tratan la esperanza truncada que tenía mucha gente en una coalición de Izquierda Unida y Podemos; de forma que relatan un proceso de confluencia ficticio entre ambos partidos, además de una relación romántica entre sus líderes, estableciendo paralelismos.

Pregunté a una de las principales escritoras de slash de políticos españoles por qué escribe este tipo de ficción:

Para empezar me gusta mucho escribir, y tanto yo como mucha gente hemos visto potencial para escribir fanfics de los políticos, por las dinámicas que hay entre ellos y demás. Está claro que no es algo serio y eso ayuda a no agobiarse escribiendo, que es lo que me suele pasar escribiendo cosas originales. Y practico mucho escribiendo estos fanfics.

Me contó también que es lesbiana y no es ajena al bullying homófobo. Como mucha otra gente pendiente de esta ficción slash, también se toma la política en serio, además de utilizar el slash para distraerse.

En conclusión, la aserción de que es “bullying homófobo”, aunque comprensible si no se ha profundizado, es totalmente infundada. La ficción slash de políticos españoles se enmarca en un contexto muy amplio y nada nuevo del resto de la ficción slash: escrita por y para comunidades al margen de la cultura mainstream (en muchas ocasiones comunidades queer) partiendo de un material que aprecian; con el objetivo de explorar temas y relaciones humanas de maneras poco convencionales, así como de distraerse del sórdido panorama político actual y de humanizar a las personas involucradas.


Referencias

Rambukkana, N. (2007). Is Slash an Alternative Medium? “Queer” Heterotopias and the Role of Autonomous Media Spaces in Radical World Building. Retrieved from http://affinitiesjournal.org/index.php/affinities/article/view/8/42
Luce, P. (2013). Why Is There So Much Slash Fic?: Some Analysis of the AO3 Census. Retrieved from https://ladygeekgirl.wordpress.com/2013/11/12/why-is-there-so-much-slash-fic-some-analysis-of-the-ao3-census/
Twin, D. (n.d.). Why do I Like Slash? Plain Answers from a Het Woman. Retrieved from http://www.trickster.org/symposium/symp164.htm
Russ, Joanna. (1985). “Pornography by Women for Women, With Love.” Magic Mommas, Trembling Sisters, Puritans & Perverts. New York: The Crossing Press. 79–99.

Más en https://en.wikipedia.org/wiki/Slash_fiction