¿Qué tanto quieres que suceda?

Esta próxima semana cumpliré dos meses en Bogotá y hoy solo puedo agradecer la sorpresa con la que esta ciudad ha recibido. Ya aprendí a orientarme con un nuevo sistema de transporte, ya sé como no enfermar luego de una lluvia repentina, ya me reencontré con viejos amigos e hice otros nuevos pero lo mejor de todo, sin lugar a dudas, fue conocer a los socios fundadores de Caminito Ventures. Luego de esa inesperada reunión al mejor estilo de Shark Tank, comencé una nueva aventura dentro del escenario de emprendimiento Latam.

Y mucho he pensado durante estas 8 semanas sobre cómo pasó todo esto. Con muchas personas lo he conversado y ciertamente, las grandes cosas ocurren cuando estás preparado para ellas. Pero también reconozco todo el trabajo y la dedicación que durante seis meses entregué a este proyecto personal.

Mi por qué siempre ha sido ayudar a los emprendedores con mentorías personalizadas, y no ha pasado un día en el que no disfrute conversar con tantas personas apoyándoles en el aterrizaje de sus ideas. Ahora, luego de un par de conversaciones y una propuesta definida, me alegra contarles que podré seguir agregando valor a más emprendedores y en esta oportunidad, contando con más mentores, recursos, aliados estratégicos y probablemente conociendo nuevas ciudades en Latinoamérica.

En dos semanas comenzaré a trabajar con este nuevo proyecto. Por ahora agradezco al universo tantas maravillas y sigo concentrando mis energías en dar lo mejor para ayudar a más emprendedores apasionados y con de alcanzar grandes oportunidades como las que Bogotá me ha dado. Gracias #Bogotá, gracias #CaminitoVentures.