5 razas de perros con las que adorarás correr

Hay dos maneras de soñar con correr más rápido que Usain Bolt con la ayuda de un perro. La primera es simulando la escena del cartero que entrega la correspondencia y un perro rabioso que lo hace saltar a campo traviesa por un jardín. La segunda manera es para nada peligrosa y consiste en entrenar con la mascota, con el mejor amigo que siempre estará dispuesto a correr una y otra vez.

Sin embargo los perros ideales para acompañar a una persona durante una actividad física, como puede ser una caminata o trote, dependerá de las características particulares del animal. Como es de esperarse hay perros con mucha energía ideales para carreras largas a alta velocidad mientras hay otros perros perfectos para carreras largas pero a ritmo lento, mientras hay otras razas que son excelentes para carreras cortas y explosivas. El caso es hacer coincidir lo que se desea con la naturaleza del perro que se tenga en frente: considerando su raza, edad, estado físico, animosidad y temperamento.

Axel Preuss-Kuhne comparte en esta oportunidad información útil sobre razas de perro que son muy buena compañía al momento de correr, además de dar tips generales para quienes quieran hacer ejercicio con sus mascotas.

¡Perros ideales para correr!

Gurús del entrenamiento físico en compañía de perros como JT Clough, Brian Barrera, Karen London y el American Kennel Club recomiendan para correr ciertas razas de perros que han demostrado ser verdaderos aliados del ejercicio de sus propietarios. Las razas son Weimaraners, German Shorthaired Pointers, Vizslas, Parson Russell Terriers, Greyhounds, Pit Bulls, Golden y Labrador Retrievers, Fox Terriers, Beagles y Dálmatas, entre otros.

A continuación se describen algunas razas con sus fortalezas al momento de correr y datos importantes de su “personalidad”.

Weimaraner

Excelentes perros para carreras largas y regulares a alta velocidad. Ideales para correr en senderos.

Su constitución mediana y buena musculatura hace del Weimaraner un perro de mucha energía que requiere de una cantidad extraordinaria de ejercicio y estimulación mental. Es un perro muy competitivo y quiere estar siempre a la altura del humano, lo cual lo hace ideal para compañero de carreras.

El Weimaraner es un perro elegante y familiar, experto perro de caza que en el pasado fue criado para perseguir ciervos, lobos, e incluso osos.

Golden Retriever

Geniales para carreras cortas por ser enérgicos y activos. También son ideales para carreras largas pero lentas.

El Golden Retriever e incluso el mismo Labrador Retriever tienen “personalidades” similares al momento de correr. Con sus grandes cuerpos pueden recorrer grandes distancias. Son fáciles de entrenar.

El Golden Retriever es dulce, apacible y amistoso con la gente, lo cual lo hace un ¡pésimo perro guardián!.

Fox Terrier

Son los mejores para correr cuando hace calor.

Es una raza amistosa, enérgica y muy curiosa. Aman cavar, ladrar e investigar. Se sugiere que reciban entrenamiento desde una edad temprana para poder pasearlos sin necesidad de correa.

Beagle

Ideales para carreras cortas por ser enérgicos y activos.

Los Beagles son perros muy activos, rápidos y requieren de mucho ejercicio. Son grandes sabuesos.

Dálmata

Ideales para carreras largas y regulares.

Los Dálmatas gustan de las largas distancias. Por su peso y tamaño es recomendable llevarlos por senderos no agrestes.

El Dálmata es muy activo e inteligente y necesita mucho ejercicio para mantenerse feliz. Es un perro muy hábil en aprender trucos y malabares, y además ¡le encanta exhibirse!.

Pero mi mascota es de otra raza ¿Qué hacer entonces?

Si el perro de casa no es una de las razas antes mencionadas entonces no hay porque sentir frustración. Igual se puede pensar en hacer ejercicio siempre y cuando se tomen precauciones, cuidados que se tienen que considerar con cualquier raza.

Correr, caminar, nadar, montar bicicleta, hacer doga (práctica de yoga con el perro) y jugar son opciones divertidas para compartir con la mascota. Lo importante es que el dueño sea consciente y responsable de sus propias condiciones físicas y de las de su perro. Cualquier actividad física por sencilla que parezca exige planeación y buenas rutinas antes, durante y después del ejercicio para evitar lesiones en ambos, tanto en el dueño como en el perro.

¿Pero sólo caminar si es una actividad física provechosa?

Caminar con el perro es sin duda la actividad física más común para los tenedores de mascotas caninas. Investigaciones de Harvard como el “Get Healthy, Get a Dog: The health benefits of canine companionship” y estudios de la Universidad Estatal de Michigan concluyen que el paseo o caminata aporta una cantidad considerable de actividad física que hace una gran diferencia entre quienes tienen perros y los que no tienen ese dulce placer en sus vidas. Por lo tanto es menester ¡jamás subestimar el enorme poder que se encierra en el paseo diario con la mascota!.

Caminar 30 minutos diarios con el perro puede ser el primer gran paso para mejorar la salud de ambos.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Axel Preuss-Kuhne’s story.