LA SOCIALIZACIÓN Y EL DESARROLLO SOCIAL

Sabemos que el ser humano es un ser social desde el momento de su nacimiento. Durante su vida forma parte de diversos grupos y está relacionándose constantemente con personas, ya que las necesita para su desarrollo.

Para que alguien alcance un desarrollo social adecuado es necesario que desde la primera infancia se establezca una interacción positiva y de calidad, sobre todo con las personas más significativas de su entorno.

La socialización es el proceso por el que cada ser humano se convierte en un miembro activo y de pleno derecho de la sociedad de la que forma parte.

Existe la socialización primaria y secundaria.

La socialización primaria se produce en la familia. Está basado en la relación afectiva y es cuando se incorporan las normas de una manera personalizada y sujeta en muchos casos a la negociación.

La socialización secundaria se produce en la escuela u otros grupos de ocio y las relaciones son menos íntimas. Es importante que se hayan podido negociar algunas normas anteriormente para que se pueda comprender que hay normas que no se pueden negociar y hay algunas que sí. De esta forma es más fácil aceptar las normas colectivas.

Hay algunos factores que condicionan el desarrollo social, como su forma de ser que tiene sus raíces en la genética y las circunstancias ambientales y sociales en las que se desarrolla cada ser.

Existen varias teorías explicativas.

La primera de la que hablaremos será la teoría del aprendizaje social de Albert Bandura, en la cual explica que los pequeños aprenden la mayoría de conductas imitando el comportamiento de otras personas, sobre todo de las personas más significativas para ellos. Un bebé se da cuenta de que con la imitación de sus progenitores recibe recompensas de parte de ellos, como caricias y atenciones. Pero no todas las conductas han de ser ensayadas previamente para ser aprendidas ya que si esto fuese así no habría tiempo material de realizarlas todas, por tanto, el aprendizaje por observación es otro de los puntales de la teoría de Bandura. Al observas las conductas de otras personas y sus consecuencias, se aprenden respuestas nuevas sin la necesidad de ejecutarlas uno mismo.

Seguimos con la teoría sociocultural de Vigotsky, esta está formada por concepciones de ideas sobre el desarrollo que ponen énfasis en el aspecto social. Ente sus trabajos destaca la ley de doble formación de los procesos psicológicos superiores, según el cual todo proceso psicológico superior aparece siempre dos veces en el desarrollo del ser humano: primero a nivel interpsicológico, es decir, entre personas. El segundo aparece a nivel intrapsicológico, o sea, en el ámbito interno e individual.

Evolución de la adquisición y el uso del lenguaje según Vigotsky:

1 a 3 años: usa el lenguaje de forma interpersonal y comunicativa.

3 a 5 años: utilización del lenguaje egocéntrico, que ayuda al pequeño o pequeña a penar y organizar lo que está haciendo.

5 a 7 años: uso del lenguaje intrapersonal, no es audible, es decir, interno e individual.

La siguiente teoría es la psicosocial de Erikson. Afirma que el desarrollo psicosocial tiene lugar a lo largo de toda la vida y no únicamente en la primera parte. Considera que las etapas del desarrollo psicosocial no se centran en una parte del cuerpo, sino en la relación que la persona establece con el entorno y le da importancia a los elementos sociales.

Uno de los elementos básicos de esta teoría es la llamada psicología del yo. Pone énfasis en el yo, como elemento esencial y organizador de la vida de la persona. El desarrollo del ser humano tiene una base fundamental en un yo que se relaciona con otros seres humanos.

La última teoría de la que hablare será la ecológica de Bronfenbrenner. Esta teoría pone el énfasis en el análisis de los entornos o contextos en los que se produce el desarrollo del ser humano y en las relaciones que se crean entre ellos como determinantes del mismo. Existen varios contextos de desarrollo, entre ellos el microsistema como puede ser la familia o la escuela, el mesosistema que es un sistema de microsistemas (la relación entre la familia y la escuela, si seguimos con el anterior ejemplo), el exosistema donde la persona no participa de forma directa pero influye en lo que ocurre en el resto de contextos (para un niño sería el trabajo de su madre) y el macrosistema que es el contexto más global, como el país en el que vive.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.