About Banana Fish zapatos

La vieja escuela

Banana Fish es un proyecto de zapatos artesanales y de diseño. Cuenta con un único modelo en diferentes colores, reinventando los clásicos leñadores que usábamos para ir a la escuela, y que nos acompañaron en tiempos de estudio, amistad y juegos.

Los Banana Fish son de cuero y están cosidos a mano, con un gran trabajo artesanal. Si bien están disponibles en una amplia paleta de colores y texturas que van variando según la estación, la marca tiene un modelo clásico que es el favorito del público femenino y masculino: el Banana Fish amarillo.

Los zapatos son para hombres y mujeres de cualquier edad, que tengan como prioridad diseño y comodidad. Vienen en una amplia variedad de números (del 35 al 43) y no persiguen tendencias, por lo que siempre se verán novedosos independientemente de la temporada o moda del momento.

Primeros pasos: Idea.me y lanzamiento

“Quería volver a usar los zapatos del colegio y se me ocurrió hacerlos en colores divertidos. No sabía mucho de diseño, pero al ser un modelo clásico, me basé en mi intuición y me animé a probar”, cuenta Juana Isola, creadora de la marca.

En 2012 la publicación del video del proyecto en la plataforma de financiamiento colectivo Idea.me, fue el gran impulso del emprendimiento. En la mitad del período estimado, logró recaudar un porcentaje mayor al estipulado (142%) para lanzar la primera colección, convirtiéndose en el proyecto más exitoso de ese momento dentro de la plataforma. Las repercusiones llegaron a El Cronista, La Nación y C5N, y los pedidos llegaron desde distintas provincias y países limítrofes como Uruguay.

Así nació Banana Fish.

Re-lanzamiento

Luego de un impasse de unos meses, el proyecto volvió en agosto de 2014 con nueva integrante y socia, Yanina Duarte, comunicadora y fan de los zapatos, al igual que Juana.

“Hace mucho que soñaba con tener un proyecto de calzado y nos conocimos con Juana de casualidad, en un evento para emprendedores. Al empezar a charlar, tuvimos buena onda y con el correr del tiempo nos dimos cuenta de algo importante: somos distintas pero nos complementamos muy bien”, cuenta Yanina.

Los primeros pasos juntas fueron la definición de la estrategia y el lanzamiento de una nueva colección. Actualmente los zapatos se comercializan a través del sitio www.bananafishzapatos.com y quienes quieran probárselos tienen la posibilidad de acercarse al local que Banana Fish tiene en la Galería Patio del Liceo, en la ciudad de Buenos Aires.

2016: El despegue global de Banana Fish de la mano de FedEx

A mediados de 2015, Banana Fish fue seleccionado junto a otros dos emprendimientos de Japón y Alemania para formar parte de la campaña “Local passion, global ambition” de FedEx. A través de tres spots publicitarios, la empresa de envíos internacionales muestra cómo puede ser un gran aliado a la hora de ayudar a cada emprendimiento a alcanzar su sueño de volverse global. Esta es la publicidad que acaba de lanzarse en Europa y América Latina:

Con escenas en las ciudades de Berlín, Londres, Tokio y Buenos Aires, el comercial va mostrando como el sueño de Juana de que Banana Fish se consolide como una marca global, se convierte en una realidad. 
En este post, contamos cómo fue todo el proceso desde la selección, a la grabación del comercial.

Soñamos con que, tal como anticipa el comercial, en el futuro cercano nuestro proyecto traspase las fronteras argentinas y los zapatos lleguen a cualquier lugar del mundo donde haya una persona que se enamore de ellos.

Si necesitás más fotos, las podés encontrar en esta carpeta o en nuestros álbumes de Facebook.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.