La jerga de La Naranja Mecánica

Las innovaciones lingüísticas en la literatura hacen cumbre en dos novelas distópicas notables: 1984 de George Orwell, y La naranja mecánica de Anthony Burgess. Mientras el propósito de la lengua Newspeak de 1984 queda bastante claro con leer la novela, la jerga Nadsat de La naranja mecánica requiere un mayor esfuerzo por parte del lector así como información contextual para comprender el sentido y determinar las intenciones probables del autor.

El Nadsat contiene palabras en ruso, algo de alemán, cockney — jerga británica de clases populares — y varios términos inventados por Burgess. En 1962, la contratapa en la primera edición de La naranja mecánica, prometía al lector que le alcanzarían quince páginas para dominar Nadsat. Ediciones posteriores incluyeron un glosario pero ubicado al final, de modo que se pudiera mantener la sorpresa y la fluidez de lectura junto a la comprensión gradual de la jerga.

En cada página de La naranja mecánica hay en promedio doce términos Nadsat y son casi todos sustantivos. Considerando la totalidad del texto, un 3% es jerga. Cabe preguntarse la importancia que tuvo Nadsat en la popularidad de la novela pero también el propósito y por sobre todo, por qué la mayor parte de las palabras provienen del ruso y no por ejemplo… del idioma francés.

En primer lugar no se puede dejar de lado que Anthony Burgess, además de escritor, era políglota y lingüista y ese 3% de jerga fue una decisión muy meditada. Una posibilidad es que Burgess buscara que la atención inicial por comprender la jerga funcionase como suspensión del juicio moral sobre Alex — el protagonista y narrador — y que ya avanzada la novela, la satisfacción por estar comprendiendo Nadsat generara un estado de ánimo favoreciente a simpatizar con el protagonista, a pesar de sus actos.

En cuanto a la elección de las palabras en ruso, Burgess declaró que sólo perseguía un fin estético pero ubicándose en el contexto de la guerra fría, no se puede dejar de lado el planteo crítico hacia la evolución potencial de una dictadura comunista global. De hecho, la regulación gubernamental y la atmósfera represiva percibida por Burgess en un viaje a Leningrado en 1961 fueron la principal inspiración para escribir La naranja mecánica.

Dado que el Nadsat está compuesto en su mayoría por sustantivos, mucho se puede interpretar de los pocos verbos existentes. Un 41% de los verbos Nadsat refieren a actos de violencia o sexo. Y hay exactamente 41 verbos, lo cual puede ser una casualidad o no. A lo largo del texto, Alex utiliza más jerga Nadsat cuando se refiere a actos de violencia y acá hay una intencionalidad manifiesta dado que la percepción del mismo acto violento cambia absolutamente cuando las palabras son ajenas. Una cosa es leer “Me gusta bredar a una ptitsa en la golová hasta rasrecearla” y otra cosa es leer “Me gusta lastimar a una mujer en la cabeza hasta destrozarla”. La necesidad de traducción y asimilación genera una separación emocional sobre los hechos que están siendo narrados. En consecuencia, el uso del Nadsat plantea un juego subliminal sobre el lector en relación a su percepción de las acciones y la moral del protagonista.

Eso es todo sobre el Nadsat de La naranja mecánica. El autor de la nota se va a lubilubar con una ptitsa chudesña hasta hacerla crichar. Después, a tomar un fuegodoro, unos synthemescos y sasnutar toda la naito.

Debajo, unos links de utilidad para interpretar la última oración:

1. Glosario Nadsat en Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Nadsat

2. Traductor web Nadsat Español: http://www.bandini.com.ar/?p=2636

3. Cuestionario en inglés para determinar fluidez en Nadsat:http://www.youthink.com/quiz.cfm?obj_id=125613