10 Tips para evitar y aliviar las rozaduras

La rozadura es un problema frecuente en el bebé. Se presenta en la zona genital y entre los glúteos, causándole terribles molestias. La alimentación, diarrea, infecciones y el contacto del pañal sucio con la piel, o cualquier fricción, son causas de rozaduras. Si se cambia el pañal de inmediato, se realiza una limpieza correcta, tratamos que la piel tenga ventilación y ayudamos con la aplicación de una pomada, podremos evitarlas. El talco y el aceite de bebe no curan las rozaduras.

Causas más frecuentes:

  1. El contacto de un pañal sucio con la piel del bebé. Irrita en muy poco tiempo la piel del bebé.
  2. El roce del pañal con la piel del bebé. Algunos bebés presentan sensibilidad a algún componente del pañal, al detergente o a la tela.
  3. La alimentación. De presentarse rozaduras durante la lactancia, al ingerir fórmulas lácteas o al iniciar la ablactación, deben efectuar los cambios necesarios. No todo es adecuado para el sistema digestivo del niño.
  4. Las infecciones. El pañal mantiene cálida la piel de los glúteos y genitales del bebé, en cuanto se moja, la humedad y la temperatura favorecen el desarrollo de hongos y bacterias.
  5. La diarrea. Provoca irritación por las bacterias que contiene, por la humedad y el contacto constante con la piel del bebé.

10 Tips para evitar y aliviar las rozaduras

  1. Tener una higiene constante.
  2. Por más que el pañal sea absorbente, se debe mantener al bebé limpio y seco, cambiándolo de inmediato.
  3. Al limpiar los glúteos y los genitales del bebé, primero se debe retirar la suciedad con el mismo pañal y posteriormente limpiar con un algodón con agua tibia; en el caso de las niñas limpiarlas de adelante hacia atrás para proteger su vagina. Después se debe secar la piel, sin frotarla, con una tela suave.
  4. En los recién nacidos evitar las toallitas húmedas, sus componentes químicos pueden irritar.
  5. Usar pomadas o ungüentos en cada cambio de pañal, colocando una capa abundante, previene que la irritación se agrave y cura las rozaduras.
  6. Si ya se rozó, deja a tu bebé el mayor tiempo posible sin pañal en un área limpia. El contacto con el aire y el sol acelera la curación.
  7. Déjale un poco flojo el pañal o ponle una talla mayor, para que circule el aire.
  8. Si usa pañal de tela, no le pongas cubiertas de plástico y si es desechable, prueba cambiar de marca.
  9. Deja pasar dos días antes de incluir un nuevo alimento sólido a su dieta, para identificar si es el alimento lo que está causando la rozadura.
  10. Si la irritación no disminuye, empeora, o está acompañada por otros síntomas, lleva a tu bebé al pediatra.

El talco y la fécula sólo evitan el contacto con la humedad; no dejes que los respire, ni los uses cerca de su carita, porque pueden dañar sus pulmones.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.