Di no a los jitomates en lata, en especial cuando estás embarazada

Di no a los jitomates en lata, en especial cuando estás embarazada. En su mayoría contienen BPA, un químico relacionado con anormalidades reproductivas, aumento de cáncer de mama y de próstata, diabetes y problemas cardiacos. Según los reportes del Consumer Reports, un par de raciones de comida enlatada, al día, pueden rebasar los límites seguros de ingesta en los niños.

La vida moderna requiere de estrategias que nos faciliten la preparación de la comida. Puedes preparar tus conservas de jitomate como una divertida actividad familiar que te llevará 50 minutos y así las tendrás siempre a la mano y listas para agregar al espagueti o a los guisados, como salsa para los huevos revueltos o fritos. ¡Aprovecha cuando su precio es bajo y economiza! ¡Reutiliza los frascos que contenían mermelada u otro tipo de alimentos!

Ingredientes:

Jitomate natural maduro, tú eliges la cantidad que deseas preparar. Agua, aceite de oliva y frascos de cristal.

Preparación:

Los frascos

Elige los frascos con tapa, que sellen a la perfección. Debes lavarlos muy bien y colocarlos en una olla con agua. Los llevas al punto de ebullición y los dejas hirviendo durante 5 minutos. Retira los frascos usando unas pinzas y los colocas boca abajo sobre un paño limpio. Deja las tapas en el agua, las emplearás al final para cerrar la conserva.

Los jitomates

Lava muy bien los jitomates y quítales las hojitas. Realiza un corte en cruz, a cada jitomate, en la parte inferior para facilitar pelarlos cuando estén listos.

Introdúcelos en agua hirviendo por 1 minuto. Los retiras y los dejas reposar en agua fría para templarlos y quitarles la piel con facilidad.

Con un cuchillo debes quitarles la parte superior, en donde estaban las hojas y el tallo, y las partes maltratadas.

La conserva

Corta los jitomates en mitades y los escurres en una coladera para retirar el exceso de agua.Introdúcelos en el frasco apretándolos muy bien para que no quede aire. Cuando esté lleno el frasco lo rellenas con un poco de aceite de oliva hasta que quede al ras, así se conservarán por más tiempo.

Cierra perfectamente los frascos y los introduces en agua caliente, en posición vertical, cuidando que los cubran al menos 3 centímetros de agua. Para que no se golpeen al hervir, coloca un trapo cocina entre ellos. Debes mantenerlos en baño maría durante 30 minutos.

Una vez pasados los 30 minutos de hervor, apaga el fuego y déjalos ahí hasta que se enfríe el agua. Los retiras y cuando el contenido esté frío coloca una etiqueta con la fecha de preparación y guárdalos en un lugar fresco y seco.

Listo para guisar

Las conservas al natural durarán varios meses. Al abrir el frasco deberás escuchar el “pop” que te indicará que está en perfecto estado de conservación. Ya abierta se conservará unos 3 días en el refrigerador.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Bask’s story.