El desarrollo de la psicomotricidad fina

El desarrollo de la psicomotricidad fina implica una mayor precisión y coordinación de los movimientos efectuados por una o varias partes del cuerpo del bebé. Se refiere a desarrollar habilidades donde se utilizan los músculos pequeños. Supone actividades como señalar, aplaudir, manipular, tomar con pinza, garabatear, dibujar, cortar, pegar y entre más dominio haya en el manejo de los músculos pequeños, las habilidades que desempeñe el niño serán más complejas, al mismo tiempo que aumenta su inteligencia.

La aparición del desarrollo motor fino se hace presente un poco más tarde que el grueso, inicia cuando el bebé descubre sus manos, las mueve y se las lleva a la boca, intenta manipular los objetos que están a su alcance y quiere explorar su entorno.

Durante el desarrollo de la psicomotricidad fina, se pueden observar las siguientes fases:

0 a 2 meses

Los movimientos son involuntarios, presenta la prensión como un reflejo automático, es decir, todos los movimientos finos que realiza se basan en reflejos.

2 a 6 meses

Cuando le llama la atención alguna cosa, se orienta con todo su cuerpo hacia ella. A partir del tercer mes inicia la exploración bucal; manotea sosteniendo por periodos cortos algunos objetos. Inicia la coordinación ojo-mano mediante ejercicios de ensayo y error, al intentar agarrar los objetos que ve.

Hacia el cuarto mes hace una presión con sus cuatro dedos y logra agitar objetos agarrándolos con toda la mano.

El máximo nivel de alcance es un logro importante dentro de la psicomotricidad fina, es cuando sostiene un objeto y en lugar de observar su mano, sólo observa dicho objeto.

7 a 12 meses

Levanta cosas pequeñas, puede pasarlas de una mano a otra y sostiene objetos voluminosos con ambas manos.

Inicia la oposición del pulgar, señala con el dedo índice. Juega a meter, sacar y tirar los objetos.

Hacia el onceavo mes, hace la pinza superior más fina y logra imitar garabatos.

Al año de edad inicia el agarre de pinza, toma los alimentos con sus dedos e intenta agarrar la cuchara.

12 a 18 meses

Es capaz de construir torres de 3 cubos; tapa y destapa, saca y mete. Logra hacer trazos horizontales y verticales.

18 meses a 2 años

Hace torres más grandes, de 6 o 7 cubos, puede alinear cubos en tren, girar las páginas de un libro y apretar botones.

El desarrollo, el juego y la curiosidad del bebé lo motivarán a manipular objetos y a desempeñar habilidades cada vez más complejas, como cortar papel con tijeras, hacer manualidades o escribir.

A los 3 años de edad, podrás enseñarle a atarse las agujetas de los zapatos o hacer uso de todos los cubiertos. Con tu ayuda y la estimulación que reciba, a esta edad tu hijo logrará un gran avance en la psicomotricidad fina.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Bask’s story.