Iniciar con los alimentos sólidos

Iniciamos con los alimentos sólidos o la ablactación entre el 4° y el 6° mes de vida, con frutas y verduras ligeras en puré. Algunos alimentos no son recomendables a esa edad por lo que será conveniente contar con la asesoría del pediatra o un nutriólogo infantil. Después de los 6 meses, la leche materna será un complemento alimentario importante.

Cuando el bebé tiene 6 meses, la leche materna y la de fórmula, ya no son suficientes para cubrir los requerimientos nutritivos diarios de un bebé.

Esto no significa que deje la leche materna, a menos que el pediatra lo indique. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la leche materna, después de los 6 meses, le sigue aportando elementos necesarios para su desarrollo como complemento alimentario.

El libro “Tu hijo de la A a la Z”, refiere que “En dicha etapa, casi no hay peligro de reflujo gastroesofágico y las funciones neurológicas necesarias para la alimentación (como sostener la cabeza de forma adecuada) quedan integradas”.

Esto es importante para que el bebé tolere los alimentos y se eviten riesgos. Tu pediatra te indicará el momento oportuno para iniciar.

  1. Al principio debes darle un sólo alimento a la vez, sin mezclarlo con otro; deja pasar mínimo 48 horas antes de que pruebe el siguiente. En caso de presentar alergia, dolor abdominal, estreñimiento o diarrea, identificarás que alimento lo provocó.
  2. Comenzar con las frutas y verduras preparadas en puré, recomendadas por el pediatra.
  3. Es importante incorporar en su dieta cereales en papilla, pregunta a tu pediatra el momento indicado.
  4. Aproximadamente en el 7° mes podrás darle a probar leguminosas e incluso carne molida o en papilla.
  5. No incluir huevo en su dieta hasta después del primer año de edad.

Recomendaciones:

Comienza sin presionarlo, dándole pequeñas cucharaditas y presta atención para saber qué alimentos le agradan y le desagradan.

Una ventaja de darle un alimento a la vez, es que distinguirá los sabores de cada uno.

Prepara sus alimentos sin sal, sin azúcar, ni condimentos. Sus riñones aún no están bien desarrollados y la sal los puede perjudicar gravemente, el azúcar desencadena enfermedades y los condimentos son alergénicos.

Puedes aumentar la cantidad de comida gradualmente, teniendo presente que su estómago es pequeñito.

Dale alimentos de diferentes colores, aromas, sabores y más adelante variedad de texturas, para estimular sus 5 sentidos.

Los alimentos prohibidos a ésta edad son: fresa, kiwi, piña, naranja, dulces, cacahuates, nueces, chocolates, pescados, mariscos, lácteos y sus derivados, huevo, té, azúcar, miel, sal y condimentos. Porque pueden desarrollar alergias.

La edad de ablactación puede variar de acuerdo al criterio médico y es importante que consultes con él si hay otros alimentos que se deban evitar.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.