Extraño

Te quiero. Te quiero de vuelta y te quiero de nuevo. Te quiero conmigo. Porque alguna vez te tuve. Porque se que me querías. Te quiero pero te ignoré cuando te tuve, estaba ocupado en otra, estaba ocupado mirándote como no te tenía que mirar. Me arrepiento de haber querido ver en vos algo que no eras y perderme lo que si sos, que ahora que no te tengo veo tan claro. Me arrepiento de haber dejado pasar la oportunidad de conocerte de verdad, como ningún otro. De que seas conmigo y de que yo sea con vos. De sentirme libre al lado tuyo. De protegerte y sentirme protegido al mismo tiempo.
Y porque te quiero te extraño. Extraño como se te achinan los ojos cuando te reís y mostras los dientes con esa sonrisa tan tuya. Extraño cuando te ves seria, como preocupada. Extraño hacerte poner colorada por un comentario desubicado. Extraño poder bajar la guardia con vos, no tener que esforzarme en impresionarte. Extraño ver como te mordías el labio y me mirabas con esa cara que solo entendí cuando me tocó a mi ponerla. Extraño que nos entendamos con una sola mirada. Extraño que me digas ¡Bautista! Con ese tono tan tuyo. Extraño esas contestaciones tuyas que en realidad eran mías pero vos hacías tuyas y siempre me hacías reír. Extraño volver en tu auto escuchando perros de la calle por ruta ocho. Extraño estar con vos, solos o rodeados de gente. Extraño los abrazos de bbm aunque no exista más el bbm ni los BlackBerry y ni siquiera te tenga en whatsapp. Mierda más extraño los abrazos de verdad y los besos. Moriría por darte uno y no soltarte más.
La puta madre no sabes lo que te extraño. Y me arrepiento de haberte dejado ir. De no haberme animado. Quisiera no tener que extrañarte y no ser un extraño.
No se si ya es tarde, prefiero creer que no. Prefiero creer que todavía hay tiempo. Es más prefiero creer que es solo una cuestión de tiempo, pero mientras te extraño