Toda la vida usando “mal” el desodorante

La Sociedad Internacional de la Hiperhidrosis considera que para optimizar el uso del desodorante, se debe aplicar por la noche y con la piel completamente seca. Resulta que los químicos del desodorante antitranspirante pueden trabajar mejor en la oscuridad, cuando el cuerpo no está en movimiento.

Fuente: blackdoctor.org

Y ¿cómo funcionan?

Los desodorantes tapan los poros con elementos como las sales de aluminio. Para ello, estos entran en las glándulas sudoríparas y forman cristales.

Al utilizarlos durante el día, y con el cuerpo ya activo, no le damos tiempo a los elementos para actuar.


Y debido a la publicidad que se ha dado con este tema en los medios, me viene a la cabeza que hace un par de años, en los blogs se hablaba de la relación del desodorante con el cáncer de mama.

La toxicidad del aluminio está probada científicamente y curiosamente es el elemento metálico más abundante en la corteza terrestre (un 8,2%). Lo encontramos cotidianamente en las industrias, en las vacunas e incluso en algunos alimentos que ingerimos.

¿Cómo es posible que todos los días estemos en contacto con este elemento y en la comunidad científica no haya consenso de que cause cáncer? Obviamente no soy científica y esta es mi opinión como usuaria de desodorante.

El National Cancer Institute (NCI) destaca que “ no hay estudios concluyentes que relacionen el uso de antitranspirantes o desodorantes en las axilas, con el cáncer de seno (mama)” .

Entonces, ¿cómo es posible que se vincule el cáncer en estudios realizados con animales y las sales de aluminio? Se pueden encontrar decenas de estudios en la red que demuestran esta relación.

Quizá soy yo muy malpensada, pero que se invierta en investigaciones sobre cómo usar “correctamente” y no en la relación causa-efecto entre el cáncer de mama y el uso de los mismos…

Pero esto es como todo. Hay una potente industria detrás del aluminio que aprobará un estudio sobre el uso óptimo del desodorante y no querrá ni ver juntos el nombre del elemento y la temida palabra CÁNCER.

Recuerdo las anomalías que pueden ayudar a prevenir el cáncer de mama:

Fuente: clientesapc.com

Y vosotros ¿qué opináis?

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.